Viernes, 20 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Política

Sociedad civil y otras hierbas

Delegación enviada por el Gobierno cubano a la Cumbre de Lima. (PL)

Comienza la Cumbre de las Américas en Lima y la sociedad cubana se muestra todo lo dividida posible dentro y fuera del país. Esta es la realidad, aunque el Gobierno insista en que la unidad es la máxima que mueve al pueblo de la Isla.

Para garantizar esta apariencia de unanimidad, se ha impedido la presencia en el evento de invitados independientes que, por razones obvias, no pertenecen a las organizaciones políticas y de masas del Gobierno, ni a los grupos de la sociedad civil sujetos a sus mandatos.

De igual manera, los enviados del Gobierno cubano amenazan con no permitir el debate de ideas con los compatriotas que piensan diferente, es decir, esperan repetir las acciones intolerantes vistas en Ciudad de Panamá.

Un Gobierno que aboga por la diversidad de ideas y el debate hacia fuera no permite el debate y la diversidad de ideas en lo interno y, no bastándole, exporta la intolerancia practicada habitualmente en las calles cubanas.

Los voceros de la Revolución hablarán en Lima de lo perfecta que es la Cuba socialista, de lo alegres y conformes que están los cubanos con la libreta de racionamiento, los mítines de repudio a opositores, disidentes y periodistas independientes, y con la farsa electoral en que 605 candidatos comunistas se repartieron los 605 escaños del Parlamento. También hablarán de lo felices que hace a los cubanos la emigración de jóvenes —solo contenida temporalmente gracias al complot Obama-Trump— y, sobre todo, de que los cubanos están supercontentos con no poder reunirse, asociarse o expresarse con libertad.

Todo eso dirá en Lima la delegación oficial. Por supuesto, denunciará el "bloqueo imperialista" contra el Gobierno cubano, que dilapidó en guerras de guerrillas y proyectos locos todos los recursos provenientes de la fallecida y felizmente enterrada Unión Soviética. Asimismo se quejará de la ocupación de la Base de Guantánamo y de la conjura internacional contra los partidos de izquierda que solo buscan el igualitarismo populista y empobrecedor.

Mientras los representantes de la sociedad civil de los demás países de América aprovechan la ocasión para denunciar los problemas existentes en sus países y coordinar voluntades, los representantes de la Revolución cubana denunciarán problemas existentes en otros países y justificarán los propios culpando a factores externos, nunca buscando los cambios que necesita Cuba.

Se impone el diálogo hacia adentro más que defender el modelo en espacios que no tienen nada que ver con la realidad de la Isla. Vender el modelo de socialismo cubano no tiene futuro ni siquiera para los que vivimos en Cuba, a pesar de que se insista en las bondades de una economía estatal planificada, contaminada con capitalismo de Estado, y lo ventajoso que resulta el monopolio de los poderes del Estado y la prensa en manos de un único partido.

Para el Gobierno cubano y sus representantes en la Cumbre de las Américas no importa que el país sea ejemplo de improductividad, corrupción administrativa en metástasis y represión total de los derechos civiles y políticos. Van a Lima a decir su punto de vista sin aceptar opiniones diferentes de cubanos o extranjeros. Ellos sí pueden criticar a gobiernos y sociedades a los que consideran enemigos, quizás porque son prósperos y no comulgan con las ideas comunistas.

Propongo que el Gobierno comunista de Cuba organice una cumbre con los representantes de la oposición política cubana, con una agenda que incluya todas las demandas que se le han hecho sobre derechos civiles, políticos y económicos; con el respeto a la diversidad de ideas que defiende en las tribunas externas, sin ofensas ni descalificaciones.

Las demandas que tenga el Gobierno cubano contra el de Estados Unidos debe continuar debatiéndolas con ese Gobierno y no usarlas como pretexto para defender la política totalitaria impuesta en lo interno.

17 comentarios

Imagen de Anónimo

Chivatones , Focas Amaestradas,  aprovenchando la oportunidad para ganerse un puesto como hizo la Morfa que ahora es la jefa de la UJC , triste merito el de defender una dictadura y no hablar por el bien de los cubanos de a pie..

Imagen de Anónimo

Es que en cuba no hay negros a la hora de representar al gobierno , a los negros no les dan el chance de montarse en un avion.

Imagen de Anónimo

ALMAGRO esta o estara en la Cumbre de Peru ? quien sabe sobre esto?

Imagen de Anónimo

Estos del Escuadrón Chicotico jamás trabajaron en su vida. Viven del chivateo y de acciones lamentables como estas.

Imagen de Anónimo

En las consignas falto el clásico "pin pon fuera abajo la gusanera". O es que ya no forma parte las mismas consignas que vienen repitiendo hace sesenta años. Fíjense bien en sus caras, que muchos de estas personas terminaran sus días en Miami. Algunos de espías; otros, sinceramente arrepentidos. 

Imagen de Kurt_Turing

Si este pais fuera tan exitoso: ¿Porqué necesita esta manada de tamalones?

Imagen de Anónimo

¿Y para ésto tiene aviones el gobierno cubano? ahora para llevar a miles de cubanos a las provincias orientales no. Representa lo mismo que con Fidel Castro y el médico que mandaron a buscar a España para que lo atendiera y le pusieron un avión sólo para eso, con las necesidades que tenían los cubanos. Lo que en verdad, nos salen muy caros a los cubanos son los Castro.  Como decía un viejo refrán cubano: "Los Castro nos salen a los cubanos (o nos resultan) más caros, que un hijo bobo estudiando en Europa."

Imagen de Anónimo

Cuando un Estado o gobierno hace feliz y libre a su pueblo, no tiene porqué demostrarlo con acciones así. Sobra con visitar un país para verlo.

Imagen de Anónimo

Si el país funcionase tan bien como pretenden afirmar estas personas que representan al gobierno cubano, ¿cómo se entiende que más de un cuarto de la población total del país (se superan los 3 millones de cubanos) haya abandonado la Isla y el sistema comunista desde 1959? Y no se puede decir que haya sido sólo la burguesia cubana y los militares batistitanos los que lo hicieron. No, lo han hecho la mayoría de los sectores sociales. De no haberse acabado la política de pies secos/pies mojados del gobierno americano, millones de cubanos dejarían hoy Cuba y con ello a Raúl Castro, al comunismo y a esta banda de farsantes que para nada representan al verdadero pueblo de Cuba, sino a una dictadura que oprime al pueblo de Cuba y le niega sus derechos y libertades desde 1959. Estos todos lo que son es una compañía de malos actores, que desempeñan mediocremente su papel de comparsas.

Imagen de Anónimo

Se ven  bien papeaos.