Sábado, 14 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Política

'Si los diplomáticos cubanos se comportan así, ¿cómo se comporta la Policía?'

Diplomáticos cubanos durante la sesión sobre los presos políticos de la Isla. (HISPAN TV)

El comportamiento de la delegación cubana que boicoteó este martes en Nueva York una sesión del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC) dejó perplejos a funcionarios de otros países.

"Nunca en mi vida había visto a diplomáticos comportarse como la delegación cubana se comportó hoy. Fue realmente impactante y perturbador", dijo a la prensa tras el incidente Kelley Currie, embajadora de Estados Unidos, país que había convocado la sesión "¿Presos por qué?", para denunciar la situación de más de un centenar de prisioneros políticos en la Isla.

"Uno se pregunta, si los diplomáticos de este Gobierno se comportan así, ¿cómo se comportará la Policía?", añadió Currie, representante estadounidense ante ECOSOC.

Explicó que, como personal diplomático, los miembros de la delegación cubana estaban autorizados a asistir al acto, pero lamentó que su único objetivo fuese "gritar a aquellos con quien no están de acuerdo".

"Se puede entender muy bien por qué las personas tienen miedo a decir lo que piensan" en Cuba, "con este tipo de Gobierno y este tipo de comportamiento de matón", sostuvo.

Los diplomáticos cubanos, secundados por aliados, interrumpieron con alaridos y golpeando las mesas con puñetazos y gruesos libros la sesión del ECOSOC.

"¡Cuba sí, bloqueo no!", gritaron durante una hora. Guardias de seguridad de la ONU pidieron a un par de diplomáticos que usaban un grueso libro y una especie de martillo de madera para hacer más ruido que se detuvieran.

Currie y el resto de los panelistas del evento, entre ellos Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), leyeron sus discursos en medio de los gritos.

Almagro publicó luego un vídeo con la totalidad de su intervención bajo la leyenda "La Historia no absolverá crímenes de lesa humanidad".

El secretario general de la OEA denunció que el "modelo cubano de represión y opresión" se ha exportado a otros países como Nicaragua o Venezuela.

Boicotear eventos críticos llevando a escenarios internacionales los "actos de repudio" a los que somete a opositores y activistas de derechos humanos en Cuba, se ha vuelto una práctica común del régimen. Ya lo hizo en las últimas dos Cumbres de las Américas. La delegación oficial de la Isla incluso ha llegado a agredir físicamente a opositores y exiliados.

La Habana también intenta acallar las denuncias en su contra en el Consejo de Derechos Humanos y otros organismos de la ONU. Como norma, el régimen esquiva el diálogo y trata de desacreditar a sus críticos acusándolos de intromisión en sus asuntos internos y de servir a intereses extranjeros, principalmente de Estados Unidos.

En esa línea, la embajadora cubana ante la ONU, Anayansi Rodríguez Camejo, calificó el evento del ECOSOC de "comedia política edificada sobre falsos argumentos y con actores de reparto de oscuro historial al servicio de una potencia extranjera".

Al mismo tiempo que la embajadora Currie pronunciaba su discurso en la sesión, Rodríguez gritaba otro fuera de micrófono.

Rodríguez leyó más tarde una declaración a los periodistas, pero no aceptó preguntas. "Cuba se enorgullece de su ejecutoria en materia de derechos humanos, la cual desmiente cualquier manipulación en su contra", dijo. Recurrió al habitual argumento cubano de que "Estados Unidos (…) carece de moral para dar lecciones y mucho menos en esta materia".

En su cuenta Twitter, el director general para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, celebró la grosería de sus compañeros.

Fue "una pelea cubana contra los demonios, y una victoria también", dijo. La "manipulación en la ONU salió por la culata".

Entre quienes apoyaron a los funcionarios cubanos estuvo la delegación de Bolivia, cuyo embajador, Sacha Llorenti, acusó a Washington de tratar de "instrumentalizar a Naciones Unidas".

Los funcionarios cubanos realizaron una fuerte ofensiva en las redes sociales contra la sesión del ECOSOC, mientras la prensa oficial aprovechó para publicar artículos que critican la situación en las cárceles estadounidenses.

El régimen cubano niega la existencia de presos políticos en la Isla y afirma que se trata de delincuentes comunes.

La oposición cubana acusa a la Seguridad del Estado de fabricar procesos contra disidentes y activistas de derechos humanos. Las figuras legales más utilizadas para enviar a opositores a prisión, en un país donde no existe la independencia judicial, son desacato, amenaza, atentado, desorden público y la polémica peligrosidad predelictiva.

7 comentarios

Imagen de Pamela Landy

El bochornoso espectáculo constituye solo 'de muestra un botón'. Los hechos y la forma de actuar de estos fascinerosos son el mejor ejemplo de la imperiosa necesidad de efectuar el cónclave. Esos mamporreos de la tiranía parecen haber salido de un manicomio. Bueno, precisamente en eso radica el éxito del experimento de ingeniería social llevado a cabo por la junta militar fascista que rige los destinos de la isla. Cuando la grosería del funcionariado recibe aplausos de la jefatura, algo anda más que mal en la "tierra más fermosa", como diría Colón, el descubridor.

Imagen de Plutarco Cuero

Diplo-Escorias ... y quieren que los respeten ... DÍ TÚ !!!

Imagen de el viejo capao

 Banda de chusmas aplaudidores de oficio. Por eso yo estoy muy complacido de haberme ido en 1980 de Cuba. Llevo muchos años en USA (en Nueva York, en un barrio modesto, pero con casa propia y todas las condiciones que necesito) y cuando miro a Cuba y lo que es me da espanto y me digo: qué bueno que me fui...

Imagen de Zoyla Bárbara Sosas Pérez

Es que en Cuba bella no hay diplomáticos, policías o nada, en Cuba lo que hay es una familia dictadora y un pueblo cobarde que se convierte en esbirro de sí mismo. Punto!

Imagen de Parfemio Protopileon Agamenandrido de Bubea

Y después quieren prohibir el reguetón. Vulgares carepalos, es lo que son.

Imagen de Jorge lengua

Al no existir un orden espartano establecido en reglas de respeto dentro de este organismo, la tiranía castrista aplica esta estrategia disuasoria. Como la gran prensa no hace resonancia sobre el hecho siempre han quedado impunes estas estrategias. La vulgaridad y la marginalización de la sociedad cubana son estrategias del régimen desde su comienzo, recuerden como sacaron a la gente de los barrios ultra marginales y por zonas les daban las casas  para que vivieran. Bajo el manto de "justicia social"  que no fue tal justicia, fue una estrategia para a corto y largo plazo implantar la decadencia que hoy vivimos.  De cada 100 casas entregadas, digan cuántas de estas personas las conservaron y cuidaron, yo conozco solo  una de las Yaguas a la Víbora, no dejo de ser marginal y barriotera, pero conservo su apartamento en su forma original, lo cual admiro. Si me salí del tema excusen, pero todo tiene un comienzo y empezó por ahí.  

Imagen de Ricardo E. Trelles

// Hacen porque se lo dejan hacer  // - - - - - No les indicaron que tenian que abandonar la sala para poder continuar la sesión como corresponde...  - - - - - Una vez más, ahora en un salón de la ONU, ellos hacen porque se lo dejan hacer.