Sábado, 21 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
ECONOMÍA

Pescadores mexicanos se quejan de que embarcaciones cubanas explotan su espacio marítimo

Protesta de pescadores mexicanos. (LA VERDAD)

Pescadores de Quintana Roo, México, se están quejando de que embarcaciones cubanas invaden el espacio marítimo de ese país, recogió el diario La Verdad.

Un grupo de estos trabajadores de Isla Mujeres protestaron "por la depredación de especies que realizan las naves de origen cubano y sus tripulaciones en aguas mexicanas".

El medio señala "que hace unos meses se suscitaron unos enfrentamientos entre pescadores luego de que a unas 12 millas náuticas al este de Isla Mujeres embarcaciones cubanas realizaran labores de pesca".

El rotativo no ofrece más detalles de los hechos.

El pescador mexicano José Pech dijo que "es una grosería la depredación que hacen sobre las especies".

Raciel Rivero, presidente de una cooperativa en Isla Mujeres, declaró al medio que reciben alertas continuas sobre la irrupción de las embarcaciones cubanas en las que consideran aguas mexicanas.

En Cuba la pesca, como el resto de las actividades económicas, está controlada por el Gobierno.

El acuerdo sobre la delimitación de las fronteras marítimas de México y el Gobierno cubano en el golfo de México entró en vigor a finales de julio pasado, más de un año y medio después del cierre de las negociaciones que zanjaron la disputa sobre ese territorio clave.

El Tratado entre Cuba y México sobre la Delimitación de la Plataforma Continental en el Polígono Oriental del Golfo de México más allá de las 200 millas náuticas fue firmado en La Habana el 18 de enero de 2017.

También ese años La Habana firmó un convenio similar con EEUU, pacto que estableció la jurisdicción nacional y los derechos de soberanía en esa parte del Golfo, situada frente a las costas del estado mexicano de Yucatán, el estadounidense de Luisiana y la región noroccidental de Cuba.

La razón de las negociaciones respondió al potencial económico de la zona, que podría albergar yacimientos de petróleo y gas y que es vital para el desarrollo de la pesca y el turismo.

En el caso de EEUU, por las características del tratado este debe ser ratificado por el Senado, que hace más de un año dio un giro en su acercamiento a La Habana tras la llegada al poder de Donald Trump.

La indefinición de las fronteras marítimas más allá de las 200 millas náuticas entre EEUU, Cuba y México originó el denominado "agujero de la dona" (rosquilla).

Los tres países iniciaron en 2016 la negociación sobre la delimitación de las fronteras, conversaciones que fueron posibles gracias al "deshielo" en las relaciones entre EEUU y Cuba, que restablecieron vínculos diplomáticos en julio de 2015.

Según las leyes internacionales, todo país tiene derecho a explotar los recursos encontrados dentro de las 200 millas desde su costa, pero en el caso de que estas proyecciones se superpongan es necesario un acuerdo para su explotación.