Sábado, 21 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
sucesos

La prensa española revela pruebas que incriminan al supuesto asesino de dos cubanas en 2016

Elisa Consuegra y Maritza Osorio. (EL CONFIDENCIAL)

El diario español El Confidencial reveló este domingo nuevas evidencias contra el exmilitar estadounidense de origen venezolano, Dahud Hanid-Ortiz, presunto responsable del asesinato de dos mujeres cubanas en el año 2016.

Se trata de una comunicación electrónica entre Hanid-Ortiz y la hermana de su mujer, fechada el 5 de septiembre de 2016, dos meses y medio después de supuestamente haber asesinado a Elisa Consuegra Gálvez, Maritza Osorio Riverón y John Pepe en el despacho que el abogado Víctor Joel Salas tenía en la calle Marcelo Usera de Madrid.

"He dormido 10-15 minutos al día desde que pasó esto; hice cosas horribles sin querer, créeme, la gente pierde la cabeza, yo lo hice (…); estoy muerto por dentro (…); soy el responsable de todo y ahora soy malo; perdí la cabeza y dejé de pensar; siento todo esto con todo mi corazón; ya que nadie me va a perdonar jamás lo que ocurrió, espero desaparecer lentamente de vuestras vidas", escribió en el mensaje.

Según el medio español, al momento de la comunicación, el exmilitar estadounidense Dahud ya se encontraba en Venezuela, país al que llegó a través de la frontera con Colombia.

Hanid-Ortiz había salido de España para eludir la acción de la justicia, que ya por aquel entonces tenía puestos los focos en él.

Desde el principio, los investigadores del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de Madrid le consideraron como el único sospechoso del triple crimen. El hallazgo en la escena del crimen de un tapón de una botella de agua Volvic —marca que no se fabrica en España pero sí en Alemania— alertó a los agentes y al propio dueño del bufete, que inmediatamente cayó en que la chica que había conocido semanas atrás —que resultó ser la esposa de Dahud— era de una ciudad germana y en alguna ocasión había consumido esa marca.

Hanid-Ortiz, que tenía una orden internacional de captura a través de Interpol, fue arrestado el 3 de octubre en un apartamento de Ciudad Guyana, en el este de Venezuela, y ahora tendrá que comparecer ante el Juzgado 41 de Madrid, que ya ha reclamado al militar americano.

Aunque en principio el Gobierno estadounidense puso trabas a la extradición a España, e incluso Cuba dejó saber su interés por juzgar al sospechoso, Venezuela dio por fin el visto bueno a la remisión de Dahud a Madrid.