Jueves, 12 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
EMPLEO

La mayoría de las personas desempleadas en Cuba no quiere trabajar, dice el Gobierno

Dos vendedores ambulantes en La Habana. (PROGRESO SEMANAL)

El Gobierno admitió que actualmente en Cuba están desempleadas 568.112 personas, pero dijo que la mayoría de ellas no quiere trabajar y que solo poco más 1.000 estarían buscando empleo, informa el el sitio oficial Cubadebate.

Según informó Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social, en el programa de la Mesa Redonda de la televisión estatal, al cierre de 2018 se estima una ocupación de 4.500.000 trabajadores; de ellos 3.100.000 pertenecientes al sector estatal y 1.400.000 en el sector no estatal, con una tasa de desocupación de un 1,7%.

La funcionaria dijo que la estructura de empleo se reconfigura y que actualmente hay más trabajadores en el sector presupuestado que en el empresarial.

Las unidades presupuestadas tienen contratados a 1.500.000 personas (48%); los sectores de salud y educación son los más representativos con más de 800.000 trabajadores

El sector empresarial registra 1.600.000 trabajadores (52%), principalmente en las Organizaciones Superiores de Dirección dedicadas a la industria alimentaria, azucarera, agricultura, ganadería y construcción.

En el sector no estatal están empleados 1.400.000 trabajadores tanto en cooperativas como de forma privada. Los de esta última actividad representan cerca del 42%.

Los desocupados crecieron de 75.288 en 2017 a 76.400 en el 2018, lo que se traduce en un incremento de 1.112 personas más en busca de empleo con relación al año anterior, añadió González.

La ministra admitió además que "estas cifras no deben confundirse con las personas que estando en edad para ello, ni estudian ni trabajan".

Los que pasan por esta situación representan una cifra aún mayor: 567.000.

González Fernández recordó además que "en la Encuesta Nacional de Ocupación el 18% manifestó no tener interés en trabajar".

Esto "es muy criticado por la población y se evidenció en el proceso de consulta popular. El método no es obligar, hay que buscar las vías para que estas personas sientan la necesidad de trabajar", estimó la ministra.

Lo cierto es que los jóvenes que no pueden encontrar la forma de iniciar un negocio propio descartan emplearse a través del Estado. Según han manifestado públicamente, los salarios y las condiciones en que trabajan no son atractivos, ni de lejos.

La ministra reconoció, además, que la atención de los organismos estatales al recién graduado es insuficiente, lo cual atribuyó a "no tener identificados un plan de atención integral que facilite la fácil inserción laboral de los jóvenes".

Identificó como prioritarios para el acceso al empleo a los egresados de las Escuelas de Oficio y especiales, los licenciados del Servicio Militar Activo y del Servicio Voluntario Femenino, las personas que extinguen sanción o medida de seguridad en libertad, las personas con discapacidad aptas para el trabajo y las personas sin vínculo laboral que buscan empleo, sobre todo jóvenes y mujeres.

Según cifras divulgadas en la Mesa Redonda, al cierre de 2018 se incorporaron 125.216 personas al empleo, con una representación de mujeres y jóvenes del 34% y 71% respectivamente.

"En el sector estatal se incorporó el 93%, con mayor incidencia en las actividades agropecuarias, de la construcción y la subordinación local", detalló la ministra.

Al finalizar su intervención, González se refirió a las recientes medidas del incremento de las prestaciones de la Asistencia Social y la pensión mínima de la Seguridad Social.

Dijo que se adoptaron bajo el principio de "priorizar a aquellas personas y familias de menos ingresos" y favorece a 99.114 núcleos, que abarcan a 157.791 personas y a más 280.000 pensionados por edad e invalidez total.

Recordó que las prestaciones monetarias de la Asistencia Social se aumentaron en 70 pesos y a 242 pesos la pensión mínima de la seguridad social por concepto de jubilación.

La subida es casi simbólica y no llega ni a los 2CUC, ni siquiera para comprar una botella de aceite en las tiendas de divisas.

6 comentarios

Imagen de Pamela Landy

Natural reacción de los parados en Cuba. Trabajar 30 días para que te 'paguen' un salario equivalente al costo de una lata de atún en tiendas recuperadoras de divisas es bastante fuerte. Lógico que no quieran eso. Claro, lo que para el mundo entero sería lógico, para el funcionariado de la tiranía no lo es. He aquí la cuestión.

Imagen de pim-pam-pum

Para la m... que paga el estado, que es el máximo empleador, mejor vivir de la FE.

Imagen de lagify

No crean ni media estadística que el gobierno publique.En el 2001 mi empresa hizo una presentación por encargo del CC para una feria internacional y cuando llegó a la revisión de los cabezones hicieron cambiar TODO con argumentos como: "...pero ese número de camas por pacientes con SIDA está muy bajo! Pongamos este." o "¿...ese porcentaje de computadoras por habitante es correcto? No no no, pon este" "¿Cuántos viajes da el transporte público en Alemania? 4000? Ponle ahi que nosotros hacemos 3500!!!" Así por el estilo. Al final si te guías por las gráficas...vendes tu casa en Otawa y vienes a vivir para el paraíso comunista que somos.

Imagen de Medicus

Qué raro........con lo “bien” que ese gobierno paga todos los trabajos en Cuba.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

?en que grupo se incluyen las jineteras y los pingueros? 

Imagen de Balsero

Cuando hablan de los "ni-ni" es una cifra extremadamente alta. Estamos cerca de un 12% y eso es una señal de abulia por parte de la gente. En otros países ese % se considera desocupación cuando la persona busca el empleo pero tal vez suceda que por los bajos salarios esos jóvenes no estén interesados en hacerlo. De todas maneras, el gobierno maquilla las estadísticas oficiales y calculo que es mucha la sub ocupación que existe, y que un gran % vive del invento (robo) y de las remesas, principalmente de Miami.