Martes, 15 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
POLÍTICA

El MINREX presenta el evento sobre Cuba en la OEA como 'un nuevo espectáculo bajo el guión de EEUU'

Eugenio Martínez habla en conferencia de prensa en respuesta al evento de la OEA en Washington. (EFE)

El Gobierno cubano volvió a cuestionar la "autoridad moral o legal" de la Organización de Estados Americanos (OEA), en una respuesta al evento celebrado en la sede del ente regional sobre futura Constitución de la Isla.

En una declaración leída por Eugenio Martínez, director general de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), La Habana también dijo desconocer "a funcionarios y órganos subsidiarios que intenten singularizar a Cuba", recogió el sitio oficial Cubadebate.

Martínez se refirió al evento organizado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, como "un nuevo espectáculo" bajo lo que presentó como "el guión que dicta el Gobierno de EEUU".

El texto dirigió a Almagro el mensaje de que "ni él ni esa organización tienen el derecho de debatir sobre la constitución de un Estado que no es parte de esa entidad, ni se propone serlo y no es, por tanto, sujeto de su sistema de tratados con los cuales no tiene obligación".

"Con tal actitud el secretario general del ente internacional irrespeta la letra de la propia Carta de la OEA que teniendo en cuenta sus funciones no se le reconoce autonomía o capacidad para orquestar este tipo de acciones, que ni los estados miembros le han otorgado en algún mandato especial", añadió la Cancillería.

La Constitución de Cuba "emana de la autoridad soberana del pueblo", defendió el funcionario, y reafirmó que su ratificación se producirá como está previsto en el referendo del próximo 24 de febrero.

La conferencia del martes en Washington, en la que participó entre otros la disidente cubana Rosa María Payá, hija del fallecido Oswaldo Payá, es la segunda que convoca la Secretaría General de la OEA sobre Cuba. La primera estuvo dedicada a los derechos humanos y tuvo lugar el 7 de diciembre de 2018.

La reacción de La Habana se produjo simultáneamente a la conferencia de la OEA en Washington, un acto en el que finalmente no intervino Almagro sino su asesor, Christopher Hernández, y durante el que se calificó la futura Carta Magna cubana como un "documento ideológico, no de Derecho".

2 comentarios

Imagen de Un Cubano Libre

Ellos no tienen culpa del desastre cubano, se acuerdan que llevan 60 años diciendo...."La culpa de todo la tiene el imperialismo..." Ja, ja, ha. Ya se les está acabando el discurso, el barco se hunde y están tirando patadas de impotencia.

Imagen de Balsero

La votación por la reforma constitucional será un paripé armado por el castrismo. Ni una pizca de legitimidad le queda ya a Díaz-Canel. Lo de "régimen dinástico - familiar" quedó muy bueno.