Lunes, 16 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
emigración

La Guardia panameña traslada a los migrantes varados en Puerto Obaldía

Las autoridades y los migrantes hacinados. (CRÍTICA.COM)

Las autoridades panameñas comenzaron el traslado cerca de 700 migrantes, en su mayoría cubanos, que llevaban varios días hacinados en la localidad de Puerto Obaldía.

Este jueves 14 de febrero comenzó el desplazamiento. Primero fueron evacuadas las mujeres embarazadas y los niños en brazos. Sobre las 5PM salió el último de seis vuelos con 50 migrantes embarazadas y 80 menores de edad, con sus respectivas madres.

El destino de los migrantes es la base militar de Lajas Blancas en Metetí.

En el momento de este reporte, unos 500 migrantes organizaban sus pertenencias, según orden de la guardia panameña.

Los migrantes deben partir a las 9PM con destino el puerto panameño de Colón en el océano Atlántico, para posteriormente ser trasladados por tierra hasta Ciudad de Panamá, informó a DIARIO DE CUBA un residente de Puerto Obaldía, quien pidió reserva de su identidad. 

La misma fuente informo que la intención del gobierno panameño es dejarlos continuar su camino. Supuestamente, esa orden habría sido dada por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Más temprano, la publicación Crítica.com señaló que Panamá no iba a permitir el ingreso de migrantes irregulares a su territorio. 

“No vamos a permitir el ingreso de ninguna persona que no cumpla con los controles de salubridad y seguridad pública”, dijo el director general de Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), José Donderis.

El medio informó que el miércoles se había realizado una reunión entre las autoridades de Seguridad panameñas y sus homólogos de Colombia. Panamá solicitó el cumplimiento de los acuerdos para el flujo controlado de migrantes, debido a que el país istmeño no permitirá este tipo de olas ni de oleadas, sino que se cumpla con los patrones de paso seguro, como se ha venido realizando, destacó Donderis.

El propio funcionario dijo que en un plazo de entre diez y 15 días "se espera" que todos los extranjeros se encuentren fuera del territorio nacional.