Lunes, 14 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
ECONOMÍA

El Gobierno cubano da luz verde a la instalación de la primera empresa quebequés en el Mariel

Puerto de Mariel. (ACN)

WYM Group SA se convirtió en la primera compañía de capital quebequés en establecerse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) para la producción y comercialización de papel tisú y productos de limpieza.

Según nota de prensa recogida por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN), esta filial cubana de la sociedad canadiense Group Wym está autorizada a operar en Cuba por 25 años a partir de su inscripción en el Registro Mercantil y producirá también servilletas, pañuelos desechables, papel de cocina y detergentes líquidos para uso doméstico y comercial.

La planta, que se ubicará en el Sector A, contará con equipamiento de alta tecnología y podrá generar parte de la energía eléctrica mediante paneles solares en su cubierta. Sus producciones contarán con altos estándares de calidad y se destinarán a la exportación y el mercado nacional.

Las autoridades prevén que la fábrica obtenga parte de sus materias primas en Cuba, "fortaleciendo los encadenamientos productivos con el resto de la economía cubana".

El Grupo Wym INC, radicado en la provincia de Quebec, Canadá, se dedica al desarrollo internacional, la gestión de proyectos, y la elaboración de productos sanitarios, sector al que están vinculados desde 1998.

En enero de este año solo 17 negocios estaban operando en la ZEDM, el proyecto estrella del Gobierno cubano para intentar atraer inversión extranjera, cinco años después de que fuera oficialmente abierta.

Fundada 1 de noviembre de 2013, la zona abarca 465 kilómetros cuadrados de varios municipios de la provincia Artemisa.

Informes oficiales publicados en septiembre pasado indicaron que en ese momento contaba con 34 clientes de 16 países, entre los que sobresalía España con el mayor número de compañías. No está claro cuántos de ellos están funcionando. El resto de los ocupantes de la zona serían entidades cubanas.

La modernización del Puerto de Mariel corrió a cargo de la empresa brasileña Odebrecht, protagonista de un escandaloso caso de corrupción. Para ello, la compañía fue beneficiada por el BNDES con 68.000.000 de dólares en descuentos, en concepto de intereses, derivados de préstamos.