Viernes, 15 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Emigración

Panameños rescatan a emigrantes 'secuestrados' por las autoridades en la selva del Darién

Emigrantes en Puerto Obaldía en un suceso anterior. (CRÍTICA)
Habitantes de Puerto Obaldía interceden por los emigrantes. (DDC)

Cansados de los atropellos del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (SENAFRONT), habitantes de Puerto Obaldía se enfrentaron a guardias armados que tenían retenidos, en medio de la selva del Darién, a decenas de emigrantes, entre cubanos, africanos y haitianos.

"La guardia panameña tenía secuestrado desde hace cuatro días a un grupo de emigrantes en medio de la selva. Al ver que estaban sin comida ni agua y que, con maltratos físicos, tenían amedrentados a hombres, niños y hasta mujeres embarazadas, el pueblo se sublevó y salió a su rescate", comentó a DIARIO DE CUBA una fuente local que pidió el anonimato.

En un vídeo enviado desde Puerto Obaldía, una mujer relata que los guardias intentaron internar selva adentro a los emigrantes. "Los tenían secuestrados, mandándolos a buscar una mala hora por allá", dice.

"Dicen que han perdido muchos la vida, que han quedado muchos por allá, que los botan como si no fueran seres humanos. Hemos venido a rescatarlos", añade.

Otra mujer, machete en mano, le grita a los efectivos del SENAFRONT, mientras se ve bajar de la manigua a niños, mujeres con bebés en brazos y hombres: "Todos somos seres humanos, eso que están haciendo se llama atropello. Todos tienen derechos".

En otro aparte del vídeo, se observa a varios guardias panameños armados con fusiles. "¿Por qué no actúan ahora?", pregunta la mujer que graba. "La gente del pueblo tuvo que venir e intervenir por esa gente que se estaba perdiendo por ahí", agrega mientras se escucha a emigrantes agradecer la acción de los habitantes se la zona.

"Vamos para el pueblo, el pueblo está cerca. Vamos, vamos, hay todo para sacarlos, todo lo que necesiten ustedes. Tranquilos, van a tener comida, no les hará falta nada", dicen pobladores a los emigrantes.

Entre los rescatados está una madre cubana embarazada y en delicado estado de salud, a quien el SENAFRONT no prestó ninguna ayuda a pesar de presentar sangrado desde hace varios días, denunció a DIARIO DE CUBA una fuente que pidió que su identidad no fuera revelada.

Según la misma fuente, desde el jueves 8 de marzo los efectivos del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá tenían prohibido a los lugareños merodear por un sector ubicado a escasos 30 minutos del caserío de Puerto Obaldía. "Subieron varios guardas del SENAFRONT con palas y un bulto de cal. Varios habitantes los siguieron y, apenas se toparon, los guardias no los dejaron pasar y hasta a un habitante lo golpearon". Los vecinos de la zona especulan que el motivo fue la muerte de un emigrante.

En el momento de redactar esta nota el grupo de rescatados se encontraban en Puerto Obaldía. El SENAFRONT les había ordenado continuar camino por sus propios medios, sin brindarles ninguna atención médica o humanitaria, como establecen tratados internacionales firmados por Panamá. "¿Pero cómo vamos a seguir si los guardas panameños nos robaron?. A mí me quitaron 800 dólares", aseguró un emigrante cubano.

Archivado en

1 comentario

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

Me pregunto si los cubanos serian capaces de hacer lo mismo en Cuba: enfrentarse a la policia con machetes para defender a personas desconocidas...