Lunes, 11 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
POLÍTICA

'No quiero churros': la realeza británica completa un ajetreado segundo día de visita en Cuba

Príncipe Carlos y Camila en La Habana. (A.LAUZÁN)

Como anunció el propio Miguel Díaz-Canel en un tuit de bienvenida a Cuba a la realeza británica, el gobernante recibió la tarde de este lunes al heredero de la corona, el príncipe Carlos, que en horas más tempranas recorrió junto a su esposa Camila, la duquesa de Cornualles, un circuito del Centro Histórico de La Habana, de la mano de Eusebio Leal.

"Durante el cordial encuentro intercambiaron acerca del positivo estado de las relaciones bilaterales, basadas en la cooperación y el respeto mutuo", publicó el diario oficial Granma.

Díaz-Canel y Carlos "coincidieron en la voluntad de desarrollar los vínculos en áreas como la educación, la salud, la cultura, la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible", añadió el órgano oficial del Partido Comunista que completó la nota oficial con los nombres de los acompañantes de los "distinguidos visitantes" y de los funcionarios cubanos.

El sitio oficial Cubadebate, por su parte, hizo un resumen parcial del recorrido que hicieron el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles por las zonas patrimoniales de La Habana Vieja con la guía del historiador de la Ciudad.

Leal los condujo al Palacio de los Capitanes Generales, donde se encuentra una tarja que evoca la presencia en esta capital de las tropas británicas comandadas por Jorge Keppel, tercer conde de Albemarle, bajo el reinado de Jorge III.

Los representantes de la realeza británica, los primeros que realizan una visita oficial a la Isla, develaron una estatua frente al colegio San Gerónimo, con la figura del dramaturgo inglés William Shakespeare.

El paseo de Carlos y Camila incluyó, además, la sede de la compañía infantil de teatro La Colmenita, y un hogar materno, según el medio oficial, aunque de acuerdo con un reporte de EFE a este último solo habría acudido la duquesa.

La agencia española precisó que los visitantes también disfrutaron de un concierto de la Camerata Romeu, en la Basílica menor de San Francisco de Asís, el templo que los soldados eligieron para celebrar los ritos protestantes en el breve periodo en el que La Habana fue tomada por los ingleses, once meses entre 1762 y 1763.

Carlos de Inglaterra habló con algunos de los sorprendidos transeúntes e incluso con una vendedora de un puesto callejero de churros que le ofreció probar esta típica fritura, aunque el heredero británico declinó la oferta porque —adujo— ya había desayunado.

Fuera del programa oficial visitaron el proyecto comunitario "Muraleando", donde asistieron a un espectáculo infantil, y también disfrutaron de una muestra de coreografías en la sede de Acosta Danza, la compañía de baile contemporáneo fundada por Carlos Acosta.

Este bailarín, que acompañó a la pareja real, llegó a las cotas más altas de la danza precisamente como primera figura del Royal Ballet de Londres y en la actualidad dirige el Royal Ballet de Birmingham, una de las compañías más prestigiosas del Reino Unido.

Ya por separado, el heredero mantuvo un encuentro con representantes del sector privado cubano. También tuvo tiempo para conocer un gimnasio de boxeo e intercambiar con jóvenes y niños que allí entrenan.

En las redes sociales algunos internautas cubanos recordaron que tal día como hoy (25 de marzo) hace tres años aterrizaban en La Habana otros ilustres británicos representantes de la "realeza" musical: The Rolling Stones, sus "satánicas majestades", que protagonizaron un histórico concierto gratuito en un país en el que el rock estuvo proscrito por años.

También en estos medios, usuarios cubanos habían reclamado que los visitantes fueran llevados a "pasear" por esa parte de La Habana que escapa a los circuitos oficiales que prepara el Gobierno para impresionar a cuanta personalidad pública viaja a la Isla.

En el programa de este martes de Carlos y Camila figuran una actividad cultural en el Parque John Lennon de La Habana y la ceremonia de inicio de la construcción de un parque fotovoltaico de financiación británica en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, el proyecto estrella del Gobierno cubano para captar capital extranjero.

Tras el encuentro entre Díaz-Canel y el príncipe de Gales estaba prevista una cena de gala.

Los cocineros tenían el reto de colman las expectativas de la duquesa de Cornualles, quien ha dicho que la comida cubana no la entusiasma.

Camila habría hecho el comentario durante una visita a la Corte Suprema de Londres, en febrero. "A la duquesa le encanta la música cubana y está muy interesada en la arquitectura, pero la comida no le termina de convencer", reveló la baronesa Hale de Richmond, presidenta de ese tribunal.

El comercio británico con Cuba fue de menos de 100 millones de dólares en 2018. Sin embargo, unos 200.000 turistas británicos vacacionan anualmente en la Isla.

La visita de la pareja real, que forma parte de una gira caribeña, carece de contenido político, aunque busca desplegar la "diplomacia constructiva" británica profundizando en la relación bilateral.

6 comentarios

Imagen de Un Cubano Libre

Muy monos los dos paseando por el Zologico de La Habana. Yo personalmente no tengo respeto por estos dos y su comportamiento moral.

Imagen de El Mambí vs los Ninjas

Pobre Pepe Antonio, tanto machete que dio y mira....

Imagen de Guillermo Milan Reyes

Al príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles: ¡¡¡COÑO´E TU MADRE!!!

Imagen de Danai Perez

Porque no llevan a los principes a un comedor donde comen  los viejos hay varias ofertas como arroz con leche sin leche picadillo de cascara de platamos viste de toronja y pan de boniato 

Imagen de Klzoewuawua

En honor a la verdad, la caricatura lo dice todo. Esta no es mas que una visita de paseitos de este viejo kbron y la la otra vieja pellejua que se cree ser el centro del universo.Deberian haberlos llevado a un comedor de ancianos, por seguro el viejo y la vieja estarian todavia corriendo horrorizados. Ni hablar si los llevan a un hospital Tremenda agenda la que han tenido!!

Imagen de Balsero

No es más que una visita simpática.