Sábado, 16 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Economía

Ante la crisis energética en ciernes, el Gobierno trae una planta eléctrica flotante de Turquía

La planta eléctrica a su salida de Turquía. (PRENSA LATINA)

Una central eléctrica flotante viaja en estos momentos desde Turquía hacia Cuba, con destino al puerto del Mariel, según reportó la agencia oficial Prensa Latina.

La embarcación partió desde el puerto de Yalova, en el mar de Mármara, luego de terminar su construcción en los astilleros Karmarine. Su viaje y próxima instalación es resultado de un acuerdo entre La Habana y la empresa turca Karadeniz Holding.

A su llegada, cuya fecha no fue precisada, la central eléctrica será conectada a la red del Sistema Eléctrico Nacional durante un período de cuatro años.

De esta manera, Cuba se convertirá en el noveno país con instalaciones flotantes para la producción de electricidad construidas por el grupo turco, y el primero de América Latina, indicó la fuente.

Funcionarios cubanos, entre ellos el director técnico de la Unión Eléctrica de Cuba, Lázaro Guerra, así como el presidente y vicepresidente de la compañía propietaria, Osman y Orhan Karadeniz, participaron en la ceremonia de despedida de la embarcación.

Esta iniciativa se produce en momentos en que el Gobierno cubano anuncia que la situación económica del país "podría empeorar".

Este miércoles, en un discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, Raúl Castro dijo sobre la situación económica: "tenemos que estar preparados para la peor variante". 

En lo que va de año, los apagones han comenzado a aumentar en todo el país. El racionamiento eléctrico se aplica desde hace más de un año en empresas y establecimientos debido al recorte del suministro de petróleo venezolano. Muchas unidades productivas y de servicios paran por esa causa después del día 20 de cada mes, otras no pueden usar sus aires acondicionados.

En las últimas semanas se han registrado apagones en el sector residencial y se ha racionado también la electricidad a los Consultorios del médico de la familia.

Además del sector energético, Cuba y Turquía planean fomentar sus vínculos en áreas como la biotecnología, el transporte, la agricultura y el turismo. En 2018 la corporación turca Global Ports Holding (GPH) firmó un acuerdo con la empresa cubana Aries para la gestión del puerto de cruceros de La Habana y su ampliación.

El pasado año los intercambios comerciales entre los dos países alcanzaron los 44 millones de dólares y el objetivo es superar los 50 millones en 2019 y alcanzar los 200 millones en el futuro.

No obstante, el costo y propósito de esta planta eléctrica flotante no se indica en la información, ni tampoco el origen del combustible que la alimentará.

2 comentarios

Imagen de Balsero

Por un lado, me parece bien. Por el otro, pienso en que llega a Cuba y empiezan a canibalear al barquito y al mes, en vez de resolver, compraron un problema.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

Segun otra fuente: "El contrato con Cuba fue firmado en octubre de 2018 con Energoimport para proporcionar electricidad de 160 MW durante 51 meses." Y más: "A partir de 2018, se convirtió en la compañía con la flota de centrales eléctricas flotantes más grande del mundo con 15 barcos de energía, con una capacidad instalada de 2.800 MW. Las naves en funcionamiento han estado suministrando el 25% de electricidad de Líbano, el 23% de Ghana, el 10% de Mozambique, el 30% de Sulawesi del Norte, Indonesia, el 55% de Nusa Tenggra Oriental, Indonesia, el 80% de Ambon, Indonesia, el 10% de Sudán, el 33% de Gambia, y el 33% de la generación eléctrica total de Sierra Leona. Para 2018, cumplió con el 15% de las necesidades energéticas de Irak y el 16% de Zambia, según aparece publicado en la web de la compañía"