Miércoles, 18 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Política

El Partido Comunista no quiere oír hablar de 'Período Especial'

DDC.

Ante la profundización del desabastecimiento de alimentos y otros productos básicos, el Partido Comunista (PCC) ha orientado a directivos y funcionarios de entidades estatales evitar emplear la frase "Período Especial", que recuerda a los cubanos la dramática crisis de los años 90.

En las reuniones encabezadas por cuadros del PCC y funcionarios de ministerios, "estas indicaciones han tenido un tono más de prohibición que de sugerencia", coincidieron fuentes consultadas en dos emisoras de radio de alcance nacional que pidieron mantenerse en el anonimato.

"Incluso se advirtió no comentar que estas orientaciones se están dando. Pidieron discreción, no fomentar los rumores que, según ellos, son parte de una provocación 'del enemigo' que, en todo caso, nos tocará desmentir", comentó uno de los entrevistados.

No alarmar a la población ni facilitar la propaganda enemiga es también la orden dada por el PCC a los cuadros administrativos de los diferentes sectores, fundamentalmente aquellos más afectados por el desabastecimiento y el déficit de materia prima para la producción nacional.

"El Partido pretende alejar la idea de que otro 'Período Especial' está a la vuelta de la esquina", dijo la fuente. "Pero no importa que en la radio y la televisión se evite la más mínima alusión, la realidad habla por sí misma".

Por su parte, un directivo de un proyecto de artes escénicas adscrito al Centro de Teatro de La Habana opinó que "estos encuentros con la militancia" evidencian la inquietud del Gobierno.

Además de la advertencia de no mencionar el Período Especial, el Partido "deslizó" la propuesta de incrementar las actividades artístico-culturales, especialmente en barrios marginales, a los que el Gobierno llama eufemísticamente "comunidades en transformación".

Desde la percepción de este director teatral, la población no está siendo manipulada por la "propaganda enemiga", sino que observa con sus propios ojos el avance hacia una crisis parecida a la de los 90.

"No son rumores ni especulaciones, y mucho menos propaganda. Todas las medidas que el Gobierno está tomando, incluyendo estas reuniones y el llamado a incrementar las acciones culturales, encienden las alarmas", aseveró.

Desabastecimiento de productos alimenticios y artículos de primera necesidad, déficit de materia prima para la producción, recortes del consumo eléctrico y escasez de insumos en sectores del servicio público, son algunos de los indicadores que se experimentan a nivel nacional y que han generado durante los últimos meses un aumento de las quejas y preocupaciones de los cubanos.

Esta semana, en un discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular para presentar su nueva Constitución, Raúl Castro negó que el país se encamine hacia otro "Período Especial". "Hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía", dijo. No obstante, reconoció: "tenemos que estar preparados para la peor variante".

Nuevos eufemismos

"Período Especial" fue el eufemismo que creó el Gobierno para nombrar la terrible crisis de los 90. "Tensión económica" o "dificultades con la llegada de materia prima", son las soluciones que el Partido ha "propuesto" a los cuadros administrativos y políticos de los organismos estatales para describir la actual situación. Con esas herramientas, espera que atajen cualquier cuestionamiento o descontento de la población.

Insistir en la retórica de responsabilizar al embargo de Estados Unidos es otra de las orientaciones, así como recalcar "los desafíos que tiene ante sí la economía del país".

"Tapar el sol con un dedo… Si quieren prohibir que se diga 'Período Especial', tendrán que prohibírselo al pueblo", expresó una directiva de un policlínico del municipio Plaza, quien también aseguró que en la reunión realizada en su centro el PCC insistió en evitar frases pesimistas y, en cambio, acudir al mantra de "se trabaja en la solución de los problemas", que los cubanos llevan décadas escuchando.

Aunque varios economistas señalan que la profundización de la crisis económica hoy no tendría las mismas características de la de los 90, advierten que las consecuencias serían de todas formas dolorosas para los cubanos.

"Un policlínico es casi un confesionario, cualquier doctor o especialista es una especie de sacerdote. Los pacientes temen que la situación empeore. No sé cuál es el sentido de estas reuniones cuando el que de verdad manda en el país ya casi lo admitió todo", dijo la directiva en referencia al discurso de Raúl Castro.

2 comentarios

Imagen de Orion

Estan cansados de la misma retorica, pero el primero de Mayo todos desfilan como lemmings delante del general caguazo. Creo que tienen lo que se merecen, ni mas ni menos.

Imagen de Un Cubano Libre

Y los cubanos ya están cansados y no quieren oír hablar más  del Partido Comunista, responsable de toda la desgracia de Cuba.