Sábado, 12 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
EMIGRACIÓN

La Guardia Costera de EEUU intercepta a 20 cubanos en dos operaciones en el mar

Embarcación estadounidense con cubanos a bordo. (US COAST GUARD)

La Guardia Costera detuvo de un total de 20 cubanos que intentaban tocar tierra e internarse en los Estados Unidos en operativos realizados el jueves y viernes.

Autoridades de las Tropas Guardafronteras de Cuba dieron aviso a la Guardia Costera sobre un barco con pasajeros que salían ilegalmente de Cuba, precisó un reporte de Florida Keys News.

Un avión de la Patrulla Fronteriza y Aduanas de los EEUU descubrió lo que la Guardia Costera describió como una embarcación de 30 pies y procedió más tarde a la detención del barco bautizado como "High Trollers" a unas 41 millas al sur de Key West.

Un total de cinco mujeres, cuatro hombres y un niño serán llevados de regreso a Cuba. El conductor y otro varón fueron detenidos.

Según los registros en línea de la Guardia Costera de los EEUU, incluido el Centro de Documentación Marítima, "High Trollers" es un bote de 26,4 pies de largo y 4,5 pies de profundidad de 2001.

Por otra parte, el viernes, según la Guardia Costera, una tripulación en un avión HC-144 Ocean Sentry que sobrevolaba la isla bahameña de Cay Sal vio a dos personas escondidas en los arbustos.

Los tripulantes del buque de la Guardia Costera Charles Sexton fueron a tierra para verificar y encontraron a nueve ciudadanos cubanos. Cay Sal es una estación de acceso geográficamente conveniente entre Cuba y Key West.

La Guardia Costera entregó a los nueve cubanos a Inmigración de Bahamas para que los retornaran a Cuba.

"Es la segunda vez en este mes que vemos un caso como este y es por eso que mantenemos nuestra presencia en el Mar Caribe y el Estrecho de Florida", dijo el teniente Patrick Leavitt, oficial de servicio de comando en la Guardia Costera del Séptimo Distrito.

La emigración de cubanos a través del mar no se ha detenido, a pesar del fin de la política de "pies secos, pies mojados", decretado por el entonces presidente de EEUU Barack Obama en uno de sus últimos pasos antes de abandonar la Casa Blanca en enero de 2017.

Por tierra y a través de las fronteras mexicanas el flujo también prosigue indetenible. En los primeros cinco meses del año fiscal 2019, 6.289 emigrantes de Cuba acudieron a los puertos de entrada.

Otros miles continúan en territorio mexicano varados o formando parte de las caravanas de otros emigrantes centroamericanos que también intentan llegar a EEUU.