Miércoles, 18 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Salud

Más escoltas para la misión cubana en Kenia tras el secuestro de los médicos

Médicos cubanos en Kenia. (KBC CHANNEL)

Más guardaespaldas escoltan a la misión médica cubana en Kenia tras el secuestro de los doctores Assel Herrera y Landy Rodríguez el viernes pasado, informa la prensa oficial de la Isla.

"Mantengo comunicación sistemática con la ministra de Salud de ese país, quien ratifica que continúan todos los esfuerzos de su Gobierno por el retorno a salvo de nuestros médicos", dijo el ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en su cuenta en Twitter.

Según el diario oficial Granma, Portal Miranda da seguimiento a las labores de rescate junto a un grupo de trabajo gubernamental.

El periódico del Partido Comunista dijo que el resto de la brigada médica cubana en Kenia "se encuentra a buen resguardo y se extreman las medidas de seguridad, sobre todo en regiones fronterizas con Somalia, en un esfuerzo coordinado que incluye el traslado a diferentes casas, la evacuación hacia otras regiones" y "un mayor número de guardaespaldas para escoltar a la misión".

El Gobierno de Kenia evacuó a los médicos cubanos que prestaban servicio en cuatro condados limítrofes con Somalia, desde donde se supone se habría organizado el secuestro.

La Habana no ha precisado que nivel de seguridad tenían los médicos cubanos hasta el momento.

Granma dijo que la colaboración para el rescate de Assel Herrera y Landy Rodríguez se realiza a nivel de gobiernos y con la Policía nacional de Kenia, "con quienes se intercambian acciones para la investigación del caso".

"Tenemos comunicación directa con el jefe de la Misión Médica cubana en Kenia, quien informa que nuestros restantes colaboradores de la salud en ese país se encuentran seguros. Mantenemos informados a los familiares en Cuba", afirmó el ministro Portal Miranda.

La prensa keniana informó que, como parte de la investigación, las autoridades del país mantendrán detenido al conductor del vehículo que trasladaba a los médicos cubanos en el momento del secuestro.

Isaack Ibrein Robow, el conductor, fue procesado en los tribunales como sospechoso de participar en la organización del secuestro, informó KBC Channel.

Robow salió ileso del incidente, en el que un policía que acompañaba a los médicos fue asesinado a tiros por hombres armados.

En una declaración ante el tribunal, el inspector Abdishakur Adan dijo que en el momento de su arresto, al conductor se le incautó un teléfono móvil Nokia TA-1034 que "está siendo examinado de manera forense", informó el diario Standard Digital.

Añadió que el sospechoso estaba usando dos números de teléfono móvil y que los datos de los registros de llamadas aún no se han recuperado.

El inspector dijo al tribunal que el informe de inteligencia indica que Isaack Ibrein Robow tendría otros asociados que lo ayudaron a planificar y ejecutar el secuestro, y que es necesario encontrar a todos los conspiradores.

Según KBC Channel, la Policía de Mandera, donde trabajaban los médicos cubanos secuestrados, lanzó una campaña de revisión de los vehículos Toyota Probox (tipo furgoneta).

68 vehículos de ese tipo fueron incautados y actualmente están estacionados en el cuartel general de la Policía de Mandera.

Según los informes, dos Toyota Probox bloquearon al vehículo que transportaba a los médicos cubanos para llevar a cabo el secuestro.

El inspector Abdishakur Adan señaló que al menos tres personas participaron en el ataque y los dos médicos cubanos fueron luego conducidos hacia Bulla Hawa, en Somalia.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con un 75% de los salarios que pagan los países de destino por los trabajadores de la Isla.

En mayo de 2018, el diario Business Daily informó que el salario de los médicos cubanos en Kenia sería de unos 800.000 chelines mensuales (entre 7.800 y 8.790 dólares), una cifra superior a la de los sueldos de los doctores locales e incluso por arriba del salario de altos funcionarios y diputados kenianos.

Granma publicó que en 2018 trabajaban en 66 países unos 36.000 profesionales cubanos de la salud.