Lunes, 14 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Turismo

'Por ahora': Royal Caribbean asegura que sus cruceros a Cuba se mantienen pese a las sanciones de EEUU

Crucero entrando a La Habana. (ROYAL CARIBBEAN)

La compañía de cruceros Royal Caribbean ha informado que las nuevas sanciones de la administración Trump contra el Gobierno de La Habana no tienen de momento incidencia alguna en sus itinerarios a Cuba.

La directora de reputación corporativa de Royal Caribbean Cruises Ltd., Melissa Charbonneau, hizo estas declaraciones, que recogió el blog de la empresa.

"Estamos revisando las recientes declaraciones para evaluar el impacto en nuestros clientes y nuestra empresa. Por ahora, seguiremos haciendo nuestros itinerarios de navegación a Cuba tal como están previstos, y mantendremos informados a nuestros clientes acerca de cualquier cambio", dijo Charbonneau.

Royal Caribbean ha estado navegando hacia Cuba desde 2017, cuando el buque Empress of the Seas hizo su visita inaugural. A día de hoy, ese crucero y el Majesty of the Seas tocan puerto en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba regularmente.

Así mismo, el pasado año, en mayo, la compañía dio a conocer los itinerarios de ambos buques para 2019, en los que incluía destinos en Cuba.

El Majesty partiría de Fort Lauderdale y ofrecería módulos de cuatro, cinco y siete noches, con arribos a Cuba, las Bahamas y el Caribe occidental. Alguna variante ofrecería paradas de un día en la Habana.

Por su parte, el Empress of the Seas saldría de Miami y tocaría puerto en varias localidades cubanas, también con estancias nocturnas en la capital de la Isla.

Los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo en Cuba, pero pueden viajar si cumplen con algunas de las 12 categorías existentes: visitas gubernamentales, actividades de medios de comunicación o centros de investigación, proyectos educativos, religiosos y médicos, entre otros.

El acercamiento a La Habana impulsado en 2014 por el entonces presidente, Barack Obama, flexibilizó ese tipo de excepciones.

Obama permitió que los estadounidenses se "auto certificaran" sin muchas explicaciones como participantes en una de las 12 categorías permitidas, lo que ha facilitado el negocio a las aerolíneas y cruceros que comenzaron a hacer trayectos comerciales a la Isla.

En un discurso este miércoles en Miami, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, dijo que ese tipo de visitas son un "turismo con velo" y, por eso, anunció restricciones para los viajes que no sean por motivos familiares.

El endurecimiento de la política hacia La Habana anunciado el miércoles por la Administración de Donald Trump incluye también abrir la posibilidad de demandas en tribunales estadounidenses por bienes expropiados tras la Revolución.

2 comentarios

Imagen de Balsero

Veremos si la calificación real corresponde a "familiares" o turismo sexual.

Imagen de Un Cubano Libre

Estos viajes que además no permiten hacer a Los Cubanos tienen que acabarse. Esto no es asunto de visitar la familia, que cierren todos estos viajes que violan el embargo.