Lunes, 18 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
POLÍTICA

EEUU ha concedido a los cubanos menos visas de inmigrante, pero más para visita familiar

Embajada de EEUU en La Habana. (THE GUARDIAN)

Estadísticas del Departamento de Estado de EEUU indicaron que durante la primera mitad del presente año fiscal fueron concedidas solo 3.954 visas de inmigrante a ciudadanos cubanos, pero la cifra de los visados para visitas familiares tuvo un ligero ascenso.

Los datos recogidos por Cibercuba dan cuenta de la situación que vive el caso cubano tras la reducción del personal diplomático en la Embajada de EEUU en La Habana y la congelación del Programa de Reunificación de Familias Cubanas (CFRP) en septiembre de 2017. 

Sobre la reapertura del CFRP, un funcionario del Departamento de Estado dijo al medio digital que las autoridades estudian aún los requerimientos, pero declinó referirse a cambios inmediatos para el procesamiento de solicitudes.

"El Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) están determinando los arreglos necesarios para procesar las solicitudes bajo el Programa de Reunificación de Familias Cubanas y comunicaremos cualquier plan futuro tan pronto como se decida", dijo el funcionario.

Las personas con casos abiertos para emigrar deben hacer sus citas de entrevista a través del Centro Nacional de Visas, que se encarga de programar la atención de cubanos en la embajada de Georgetown, Guyana.

Sin embargo, actualmente hay unas 20.000 reclamaciones familiares que han quedado en un limbo durante los últimos 18 meses, mientras crece la inconformidad de los solicitantes a ambos lados del Estrecho de la Florida.

Esta situación ha provocado protestas en Miami frente a las oficinas del senador cubanoamericano Marco Rubio, a quien el grupo Cubanos Unidos por la Reunificación Familiar pide que interceda a favor de su causa.

Washington cumplió por más de dos décadas con la entrega anual de 20.000 visas de inmigrante a los cubanos, según los acuerdos establecidos en 1994 y 1995. El compromiso se rompió por primera vez en 2018, cuando Washington apenas se acercó a los 10.000 visados en medio de una espiral de tensiones entre ambos gobiernos por las afectaciones de salud a 26 diplomáticos estadounidenses productos de "ataques" aún no esclarecidos.

"Debido a la reducción en la dotación de personal diplomático, el Departamento de Estado ha suspendido casi todo el procesamiento de visas en La Habana", añadió el funcionario a Cibercuba.

"El personal de la Embajada de EEUU que permanece en La Habana continuará desempeñando únicamente las funciones diplomáticas y consulares básicas, incluida la prestación de asistencia de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Cuba", añadió.

Solo una docena de diplomáticos estadounidenses prosigue laborando en Cuba. Ninguna de las visas de inmigrante concedidas durante el actual año fiscal fue procesada en La Habana.

Por otra parte, el otorgamiento de visados para visitas familiares (visa B-2) experimentó un relativo crecimiento con relación a 2018, aunque se mantuvo en niveles bajos la extensión de visas para ingresar a EEUU por invitaciones profesionales, intercambios culturales y negocios (B-1).

Hasta marzo, Washington concedió 7.016 visas de visitante a nacionales cubanos, una cifra que ya supera el total de 6.959 otorgadas en todo el periodo fiscal de 2018.

El actual periodo fiscal va desde octubre de 2018 hasta abril.

Por categorías se registraron hasta ahora 336 visas B-1; 4.456 visas B-2 y 1.335 con el doble rango (B-1/B-2), mientras que se entregaron 889 en otras 20 categorías de visados para estancias temporales. Solo un 14% de ellas se tramitaron en la embajada de La Habana.

Es notable el aumento en la categoría de visados para profesionales y negocios, cuando las autoridades estadounidenses han manifestado su rechazo a la política de puertas abiertas a los intercambios bilaterales que impulsó la administración Obama. En todo el año fiscal 2018 se concedieron solo 262 visas B-1 y 1.821 con el doble rango (B-1/B-2).

Desde el pasado 18 de marzo, Washington dejó de emitir las visas por cinco años con entradas múltiples para cubanos. Los residentes en la Isla ahora solo podrán obtener visas por tres meses y una única entrada, lo que debe reducir considerablemente las visitas familiares, viajes de compra y turismo.

Un día después de la entrada en vigor de la nueva medida, cientos de cubanos se hicieron oír en un foro de la Embajada de EEUU en La Habana entre súplicas y quejas. Más que la eliminación de las visas de cinco años, decenas de personas reclamaron una solución a los procesos de reunificación familiar.

Las visas de visita para cubanos deben solicitarse en embajadas o consulados de EEUU en un tercer país, lo que dificulta y encarece la tramitación.

Según Cibercuba, las peticiones de los cubanos para visitas tuvieron menos niveles de rechazo el pasado año. Cuba pasó del segundo lugar entre los países con el mayor porcentaje de peticiones rechazadas (77,17 %) al puesto 43 en 2018, con un índice de rechazo del 50,9%. La lista la encabeza Somalia, con el 90% de peticiones denegadas.

La reducción significativa de peticiones rechazadas pudiera vincularse con la disminución en el número de solicitantes, tomando en cuenta las exigencias que implica desplazarse al extranjero para realizar los trámites de rigor.