Jueves, 14 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Alimentación

El Combinado Cárnico de Santiago de Cuba, casi paralizado por la falta de animales

Combinado Cárnico de Santiago de Cuba. (J. AMADO)

El Combinado Cárnico de Santiago de Cuba está casi paralizado desde hace aproximadamente un año por la falta de cerdos y reses para la matanza, indicaron trabajadores de esa planta que atribuyeron la situación a la escasez de pienso y forraje para la alimentación de los animales.

"La matanza de cerdos es de 14 a 30 animales, cuando hay. Antes era de 300 a 500 en la semana", dijo un trabajador del área de sacrificios que pidió mantenerse en el anonimato por temor a represalias.

"En cuanto a las reses, es de entre diez y 20, cuando la cifra semanal era de hasta 300", añadió.

"Parte de los trabajadores de la matanza estamos interruptos, descansamos entre tres y cuatro días hasta que vengan animales", señaló el empleado. "Entonces, si no hay MDM (masa deshuesada mecánicamente), ni soya, ni harina —que también se le echa—, no se puede hacer el picadillo", ejemplificó.

Las situación del combinado explica en parte el desabastecimiento de carne en los mercados estatales de la ciudad y los elevados precios en los mercados particulares.

También la inestabilidad del picadillo de soya normado, la desaparición de la carne de res que se le daba a los niños y su fluctuación en la dieta de las embarazadas, la única que se sigue otorgando.

"La falta de animales para el sacrificio obedece a que no hay pienso y forraje", consideró el trabajador de sacrificios. "El alimento que hay es insuficiente para mantener una matanza estable. A ello se suma la corrupción de los encargados de administrar los alimentos para los animales, que sufren 'desvíos'".

Otro empleado de la misma área opinó que la situación "va para largo".

"Por ejemplo, los cerdos que existen están pequeños aún. En cuanto a las pocas reses que en ocasiones nos llegan para sacrificio, están muy flacas, y generalmente son animales que decomisan", argumentó.

"En estos momentos también estamos matando caballos, son animales decomisados fundamentalmente a los cocheros", expresó esta fuente. "Parte de esa carne se manda a los hospitales y el resto se usa para hacer picadillo".

"Unidades como la Empresa Porcina de El Brujo han cerrado contratos con los cuentapropistas por no haber comida para los animales. Esta unidad nos abastecía de cerdos, pero no nos están enviando nada", dijo.

Toda esta inestabilidad afecta el salario de los trabajadores.

"Los que trabajamos en el sacrificio cobramos por rendimiento; es decir, de acuerdo a la cantidad de animales que se maten. Tenemos un salario básico de 350 pesos. Cuando había bastantes sacrificios, llegamos a cobrar entre 700 y 800 pesos, así que pueden ver toda la pérdida que tenemos", concluyó el empleado.

1 comentario

Imagen de Delarosa

Los animales estaban en la Plaza por el primero de Mayo,ese es el socialismo,no son capaces ni de criar animales.