Lunes, 30 de Marzo de 2020
Última actualización: 16:47 CET
Desabastecimiento

Llegó la papa con la Policía

Cuota de papa de una familia en San Germán, Holguín. (E. PALMA PUPO)

Los vecinos de San Germán, Holguín, hacía varios años que no veían papas en los mercados de la localidad, así que la inexplicable "reaparición" les ha causado alegría.

Sin embargo, el tubérculo ha llegado con consecuentes molestias: largas colas para comprar y policías para organizar las colas.

La presencia policial se ha vuelto habitual en comercios, mercados y placitas de San Germán debido a la escasez de productos. La desesperación de los cubanos por las carencias del pasado año y lo que va de este, ha llevado a que muchos dependientes no quieran vender si no están los uniformados.

"Ahora apareció la papa, pero desaparecieron el plátano, el boniato, la yuca y está a punto de desaparecer el fongo (plátano burro)", se quejó Claudia Suárez.

"El otro problema es con qué me como las papas, porque meterse en una cola para comprar pollo se ha convertido en un tormento. Peor anda el aceite, así que no las podré freír".

Las autoridades de San Germán han anunciado que se venderán "dos vueltas" de papas. En la primera, serán dos libras por persona y, en la segunda, a una libra. "Resumiendo, tres libras como en diez años", calculó Juanito, zapatero remendón.

Hace unos años la prensa oficial publicó que en la región oriental no se vende papa porque no se produce y por la falta de transporte adecuado para trasladarla desde las provincias en las que se cosecha.

La ausencia hace que sea un producto codiciado, así que algunos se arriesgan a viajar a Ciego de Ávila para comprarla y revenderla a un precio de entre diez y 12 pesos la libra (moneda nacional), pero con el peligro de que la Policía les decomise el producto y les imponga fuertes multas.

1 comentario

Imagen de pim-pam-pum

Yo tengo tres plantas de papas en una maceta, las tengo de bonito. Y lo mejor, que no tengo que ir a desfilar diciendo pá lo que sea, Díaz Canel, pá lo que sea. Cosas del capitalismo feroz y brutal.