Sábado, 7 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
VIVIENDA

La construcción de viviendas en Cuba solo cumple el 8% de lo planificado para 2019

Una brigada de constructores trabajando. (GRANMA)

El programa del Gobierno para dar solución a la vivienda, uno de los sectores más críticos en Cuba y donde más problemas se acumulan por décadas de políticas fallidas, solo ha solucionado el 8% de los planes de construcción (tanto de células básicas habitacionales como por esfuerzo propio de la población) en el primer trimestre del año.

Según publicó el diario oficial Granma, respondiendo a una orden de Miguel Díaz-Canel, de hacer públicos sistemáticamente los resultados al respecto, se terminaron en los tres primeros meses de 2019 un total de 4.576 viviendas en todo el país.

Se entregaron 293 viviendas menos que en igual período de 2018. La previsión es dar por finalizadas y habitadas este año 16.105 casas por la vía estatal. Solo Las Tunas cumple lo previsto en la fecha con el 26% y 28%, respectivamente.

Vivian Rodríguez, directora general de la Vivienda en el Ministerio de la Construcción, atribuyó los malos resultados a "insuficiencias en la incorporación de los organismos y de la población al proceso constructivo, así como en la producción local de materiales".

Las provincias que peor paradas salieron esta primera etapa fueron Pinar del Río, Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba.

Dentro del Programa Nacional de la Vivienda están incluidas las acciones constructivas derivadas de las afectaciones climatológicas. Según Granma, fueron resueltas 24.091 afectaciones en el primer trimestre.

En marzo, las provincias que más soluciones tenían eran Camagüey (4.676) y La Habana (2.546).

Por fenómeno meteorológico, la mayor cantidad de soluciones conciernen al huracán Irma (6.014) y al tornado del 27 de enero (2.480).

El diario afirma que Guantánamo y la Isla de la Juventud concluyeron los casos pendientes en cuanto a derrumbes totales y parciales de techo. Teniendo en cuenta que se "han entregado todos los recursos a los territorios", este tipo de casos deben quedar solucionados en el primero semestre.

El ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, admitió recientemente que la Isla padece un déficit de 929.695 viviendas, y estimó su solución en diez años, pero analistas ven mucho más lejos la meta.

La burocracia, la escasez de materiales de construcción, las limitaciones a iniciativas privadas, el impacto directo y continuo de fenómenos meteorológicos, más el destartalado fondo habitacional, complican el panorama.