Sábado, 12 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Salud

En cifras: Pobreza, coerción, vigilancia férrea y sufrimiento familiar en las 'misiones' médicas cubanas

Médicos cubanos en Kenia. (GETTY)

La "diplomacia" médica, a través de la cual el Gobierno cubano consigue sus mayores ingresos y un gran rédito político, tiene otra cara de pobreza, coerción, vigilancia férrea, riesgo para la vida y sufrimiento familiar que las autoridades de la Isla esconden.

Ese alto costo para los profesionales ha quedado al descubierto en la denuncia por "crímenes de lesa humanidad de esclavitud, persecución y otros actos inhumanos" presentada contra Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y otros funcionarios cubanos ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional.

La demanda, de 350 páginas, a la que tuvo acceso DIARIO DE CUBA, fue dada a conocer este martes en la Organización de Estados Americanos (OEA) por Cuban Prisoners Defenders y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

La profusa documentación que la acompaña incluye los testimonios de 46 médicos, la mayoría de los cuales han escapado de las llamadas "misiones" en el exterior.

Aquí un resumen estadístico de las duras condiciones y las graves restricciones de la libertad que revelan esos testimonios.

¿Cómo fue el proceso de aceptación de la misión y cuáles fueron las razones de los médicos?

—Me presenté voluntario, pero por causas coercitivas: 39,13%

—Me apunté como voluntario libremente, únicamente por motivos económicos: 4,35%

—No me presenté voluntario: 56,52%

—Me presenté forzado o por causas coercitivas: 95,65%

—Me sentí parcial o totalmente obligado ante el temor a ser marcado negativamente en mi entorno laboral y/o personal: 50,00%

—Influía la extrema pobreza que se vive en Cuba y el bajo salario que percibía como profesional: 97,83%

—Influía la falta de alternativas viables a la precariedad laboral en Cuba: 73,91%

—Influía la Ley de Migración, que me impedía la salida y la emigración familiar: 69,57%

—Influía que me habían inculcado que estaba en deuda con el Estado por haber recibido educación gratuita: 45,65%

¿Cómo fue el proceso de preparación para la misión?

—No me presentaron un contrato laboral para firmar que estipulara salario, condiciones, derechos, horarios de trabajo, etc.: 41,30%

—Sí, me presentaron un contrato y obtuve copia del mismo (Brasil): 39,13

—Firmé un contrato, pero no me dieron copia: 28,26%

—No me ofrecieron cláusulas de beneficios extra por peligrosidad laboral, pago de horas extra, seguro de baja por enfermedad, etc.: 95,65%

—No conocí el destino final (ciudad, hospital, etc.) o se incumplió al llegar al país de destino: 89,13%

—Podían visitarme sin limitaciones en los preparativos: 4,35%

—Debía asistir a un curso del Partido Comunista para reforzar los principios "revolucionarios": 82,61%

¿En qué situación estuvo en el país de destino?

—Nada más pasar la aduana del país de destino, un funcionario cubano me retiró mi pasaporte: 41,30%

—Me dieron una documentación alternativa: 30,43%

—Fui vigilado por funcionarios cubanos o sus colaboradores: 91,30%

—No tenía conmigo mi diploma de estudios y experiencia legalizados para el extranjero: 76,09%

—Se en entregó o leyó un reglamento que me obligaba en aspectos de índole personal y política: 95,65%

—No debía tener relaciones de amistad ni sentimentales con nativos que no fueran reportadas y aprobadas: 84,78%

—No podía pernoctar fuera del lugar asignado sin aprobación: 73,91%

—No podía conducir automóviles sin ser autorizado previamente, aun cuando tuviera carnet de conducir: 80,43%

—Estaba sometido a restricciones de movimiento dentro del mismo país donde laboré: 89,13%

—No podía salir de mi vivienda sin permiso a partir de cierto horario, incluso tras el trabajo o días libres: 63,04%

—Estaba obligado a asistir a reuniones de carácter político: 91,30%

—En la vivienda asignada carecía de privacidad parcial o totalmente: 52,17%

—Mis comunicaciones por email, mediante los medios de comunicación que me proveían, temía pudieran ser monitoreadas 91,30%

—Se me orientaba o instigaba a vigilar a los compañeros en su comportamiento profesional y privado: 89,13%

—Debía reportar cualquier situación sospechosa de que un compañero pudiera querer abandonar su desempeño: 91,30%

—Si alguien en mi entorno abandonaba el cargo, me instaban a realizarle un acto de repudio: 78,26%

—Mis familiares no podían salir de Cuba por restricciones del Gobierno mientras yo laboraba en el país extranjero: 52,17%

—Mis familiares solo podían visitarme en el país donde laboraba con tiempo y condiciones restringidas, y previa autorización: 52,17%

—No podía ir en vacaciones al lugar que yo pudiera y quisiera con mi familia: 82,61%

—Se me obligaba a incrementar falsamente las estadísticas de trabajo: 56,52%

—Para falsearlas se me instaba a desechar material no usado: 36,96%

—Tenía temor de que yo o mi familia sufriéramos represalias si violaba alguna de las directrices: 93,48%

—Sabía que al abandonar el puesto no podría volver a Cuba en ocho años: 100%

—Sabía que al abandonar el puesto a mi familia se le aplicaría la prohibición de salida: 60,87%

—Si hubiera sido libre de dejar el puesto sin represalias, pudiendo sacar a mi familia fuera de Cuba, hubiera querido hacerlo: 93,48%

—Era obligado a pagar una cuota mensual (10 dólares) para PCC o la UJC: 58,70%

—Debía cumplir agenda y/o labores de índole política y/o a favor de opciones políticas entre la población nativa: 71,74%

—Sufrí o vi a compañeros/as sufrir amenazas: 93,48%

—Sufrí o vi violencia física por parte de los funcionarios o con su permisividad: 21,74%

—Sufrí o vi a compañeros/as sufrir acoso sexual por parte de los funcionarios o con su permisividad: 41,30%

¿Cuáles eran las condiciones económicas de la misión?

—Salario A neto en el país de trabajo: 473,33 dólares

—Salario B al mes para la familia en Cuba: 37,92CUC

—Salario C al mes en depósito congelados en Cuba hasta el fin de la misión: 172,88CUC

—Salario D al mes del centro de trabajo en Cuba: El equivalente a 33,24 dólares

De los 46 médicos cuyos testimonios fueron incluidos en la denuncia, el 60,87% fue castigado con ocho años sin poder entrar a Cuba por abandonar la misión o no regresar tras concluirla. El 28,26% tenía hijos menores de 18 años en la Isla y al menos ocho intentaron volver al país, pero las autoridades cubanas les impidieron la entrada.

Además de Raúl Castro y Díaz-Canel han sido demandados ante la Corte Penal Internacional por los abusos contra los médicos y otros profesionales enviados al exterior los ministros cubanos de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda; del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz; de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández.

8 comentarios

Imagen de Lagrange

¿Para que lo quieres sumiso estomacal, para meterte entre sus piernas? Ataques son los que reciben las Damas de Blanco cada domingo, chupa trancas comunista.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Esta pagina tiene moderador?

Imagen de Lagrange

Camilito el de San Miguel del Padron: Eres un sumiso de mierda. Este payaso comunista está repitiendo el mismo panfleton mediocre en todas noticias. Das lastima, sumisa estomacal. Eres una mierda comunista.

Imagen de Balsero

Amigo Camilo: no seamos ingenuos. Los médicos que siguen en la misión NO PUEDEN HABLAR porque la clase de amedrentamiento a su familia y a ellos mismos les significaría volver a los CUC 25 mensuales.Entiendo tu punto y creo que se explica porque el individuo "se despierta" cuando sale del comunismo y nota que en el capitalismo - con sus defectos - existen leyes que permiten que el esfuerzo personal se traduzca en bienestar. Pero no sólo iría por el lado económico, ya que la política en Cuba tiene el sello de la INTOLERANCIA y no permite bajo ningún punto de vista, el disenso, como en países normales (y como verás, no digo "desarrollados").

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Que pueden aportar "los testimonios de 46 médicos, la mayoría de los cuales han escapado de las llamadas "misiones"? Ellos tomaron una importante decision, lo dejaron todo y enfrentan el albur del destino incierto en otros paises. Cualquier cosa que digan, debera estar en consonancia con su decision de no regresar y con el punto de vista de quienes ahora pueden ayudarlos. Pero cual es la realidad? La realidad es que el socialismo no ha funcionado en Cuba como tampoco en ningun otro pais. La economia socialista es inoperante. Solo la evolucion hacia una dictadura de economia abierta como China y Viet Nam, funcionan con suficiente eficiencia. Fidel busco miles de formas de conseguir divisas y una de ellas ha sido el alquiler de profesionales, y en particular, los medicos. Para un medico cubano hay tres opciones: 1. quedarse en Cuba, padeciendo la escasez habitual, pero con el orgullo de ser medico, profesor, doctor en ciencia y lo que cuelga. Muchos amigos mios viven esa vida. Son profesores consultantes, es decir, no hacen nada, viajan cuando pueden, tienen un carrito y la mayoria tiene su casita. 2. Irse de Cuba, lo cual implica 8 años de castigo para reunirse de nuevo con su familia, recomenzar desde cero en un pais ajeno, muchas veces con un idioma y costumbres ajenas y con mucha suerte, revalidar su titulo despues de un esfuerzo descomunal (solo el 14 % de los medicos que inician los tramites de revalida en los Estados Unidos, consiguen triunfar) y 3. Salir en mision, aceptando las condiciones que el gobierno les exige. De esa forma, sin perder su condicion de medico en Cuba y sin tener que arriesgarlo todo, consiguen una platica con la que pueden acomodar hasta cierto punto a sus familias en Cuba. Esta misiones no son para todo el mundo y los medicos pelean por ellas. Van voluntariamente. Lo aceptan todo. Esa es la realidad. El gobierno los utiliza y ellos pelean para que los utilicen. Si despues cambian de idea y deciden quedarse, entonces "denuncian" al gobierno cubano. Yo lo veo todo tan claro, que no tendria mas nada que añadir. Esta demanda es comer mierda. Y algunos picaros viven de ella, utilizando a los mismos medicos que el gobierno cubano utilizó.

Imagen de Balsero

Por algo ni Mariela ni Tony Castro, ni Aleida Guevara van a esas misiones. Dicen que años atrás fueron, pero más que nada de paseo y a hacer política.

Imagen de Medicus

Engañar a una persona con un contrato tramposo, enviarlo hacia un área donde su integridad física corre peligro, someterla a abusos y a horas extras de trabajo, retirarle su documento de identidad para impedirle o limitarle la libertad de movimiento, esquilmarle gran parte de su salario, es lo que hacen los PROXENETAS con las esclavas sexuales. Algo muy similar a lo relatado en el párrafo anterior es lo que precisamente estaba (y aún está) haciendo el gobierno de Cuba con muchos de los médicos en misión. A los ciberclaretones, los ignorantes y los psicofantes que están tratando de minimizar este asunto del neo-esclavismo les recomiendo que se lean el siguiente artículo de El Nuevo Herald: "Otorgan $80 millones a cubanos explotados en Curazao"

Imagen de javier monzon velazques

Esclavitud de bata blanca ¿quién puede negarlo,  y quién puede dudar de la veracidad de lo expresado por los médicos encuestados?