Jueves, 14 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Salud

Volverán a Cuba los 'niños de Chernóbil'

Fidel Castro con niños de Ucrania. (BOHEMIA)

Alrededor de 50 niños ucranianos recibirán tratamiento médico en Cuba este año, de acuerdo con fuentes diplomáticas citadas por la agencia Prensa Latina.

La atención a esos menores formará parte de un nuevo programa de cooperación entre los dos países, basado en la experiencia previa del programa conocido como "Niños de Chernóbil".

En este programa original, unos 23.000 niños de Ucrania fueron tratados en la Isla durante más de dos décadas en el balneario habanero de Tarará.

Los niños que serán ahora atendidos son descendientes de personas afectadas por la radiación del desastre nuclear ocurrido en el poblado de Chernóbil en abril de 1986, el cual liberó a la atmósfera una cantidad de materiales radiactivos 500 veces mayor que los de la bomba atómica de Hiroshima.

Sergey Bogolyubov, político ucraniano y presidente de la Fundación Internacional Caridad Por la Vida informó que una delegación de su partido realizó una visita a Cuba, durante la cual se produjo la primera firma de un memorando con el MINSAP para reanudar el tratamiento y rehabilitación de niños de su país en Cuba.

Además, anunció que existen planes para enviar en los próximos meses un primer grupo de niños con padecimientos de enfermedades de la piel y cáncer de menor grado de complejidad, mientras que hacia finales de 2019 llegaría a Cuba un segundo grupo de infantes con parálisis cerebral y otros padecimientos.

Natacha Díaz, encargada de negocios de la Embajada de Cuba en Ucrania, confirmó la decisión de La Habana de contribuir al tratamiento de los niños y recordó los buenos resultados del programa de atención a los niños de Chernóbil, que funcionó desde 1990 y dijo que ello fue posible gracias a "la solidez del sistema de salud cubano".

Díaz manifestó la disposición de su Gobierno de compartir con "los países que lo necesiten" las experiencias alcanzadas en el desarrollo de la Salud.

El programa "Niños de Chernóbil" fue apadrinado personalmente por Fidel Castro y durante más de 20 años atendió en Cuba unos 23.000 niños.

Castro aseguró que "Cuba sola ha atendido más niños de Chernóbil que todo el resto de los países del mundo. Los medios de divulgación masiva del Norte no hablan de eso. (...) También hemos adquirido alguna experiencia en eso".

Hoy la venta de servicios profesionales, fundamentalmente de salud, constituye la principal fuente de ingresos del régimen.