Domingo, 17 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Clima

Una docena de ciclones podrían formarse cerca de Cuba este año

La temporada ciclónica que arranca este sábado en la región del Atlántico Norte y el Mar Caribe tendría un comportamiento próximo a lo normal con el desarrollo de 11 organismos, de acuerdo con pronósticos de expertos cubanos, informa la agencia china Xinhua.

La jefa del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (INSMET) de Cuba, Miriam Teresita Llanes, dijo que, "de esos organismos, seis podrían llegar a ser huracanes".

De los 11 probables, "nueve se formarían en el Atlántico, uno en el Mar Caribe y otro en el Golfo de México".

La meteoróloga consideró que la probabilidad de que un ciclón tropical afecte a Cuba es de un 40 por ciento.

Llanes explicó que el pronóstico está basado en la temperatura de las aguas del océano Atlántico durante el primer trimestre del año, que se mantuvo próxima a los valores normales y con tendencia a la disminución, elemento que no es favorable para la formación y desarrollo de los ciclones tropicales.

"Esa tendencia del comportamiento de la temporada ciclónica cercano a lo normal se debe a la influencia del evento El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), unido al fortalecimiento del anticiclón subtropical del Atlántico Norte y de los vientos alisios", añadió la especialista.

La incertidumbre fundamental de las predicciones para este período, que culmina el próximo 30 de noviembre, radica en la evolución que pueda presentar el evento ENOS en los próximos meses.

El Comité de Huracanes de la Región IV de la Organización Meteorológica Mundial, con 191 estados miembros y sede central en Ginebra, Suiza, anunció los nombres de ciclones para el Atlántico tropical en esta temporada.

Este año los eventos climatológicos que lleven nombre, lo que depende de su categoría, se llamarán Andrea, Humberto, Olga, Barry, Imelda, Pablo, Chantal, Jerry, Rebekah, Dorian, Karen, Sebastien, Erin, Lorenzo, Tanya, Fernand, Melissa, Van, Gabrielle, Néstor y Wendy.

Llanes afirmó que más allá de las tormentas tropicales o huracanes, existen otros fenómenos peligrosos, como tormentas locales severas, lluvias intensas, tornados, tormentas eléctricas o inundaciones súbitas, que también merecen atención.

La especialista subrayó que el período más activo de la temporada ciclónica se extenderá desde finales de agosto hasta octubre.

En 2017, el huracán Irma dejó tras su paso por Cuba perdidas valoradas en 13.185 millones de dólares, según cifras oficiales.

El violento huracán afectó a 12 provincias cubanas, y dejó daños en 158.554 viviendas, de ellas 14.657 con derrumbes totales y 16.646 parciales.

Además afectó instalaciones de educación, salud, turismo, viales, redes eléctricas y de telecomunicaciones, diversos cultivos, así como en unidades pecuarias y avícolas.