Sábado, 18 de Enero de 2020
Última actualización: 16:13 CET
ECONOMÍA

La escasez obliga a Comercio Interior a mantener varios productos racionados

Consumidores en una bodega en Cuba. (GRANMA)

Ante lo que describió como "baja disponibilidad de varios productos alimenticios y de aseo e higiene en la red minorista", el Gobierno mantendrá "algunas regulaciones" con la que —dijo— pretende lograr "una distribución más equitativa de los mismos en el mes de junio".

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, insistió que en la venta de mercancía se prioriza y se controla mensualmente la Canasta Familiar Normada "que abarca 11.138.625 consumidores, con 23 productos, de ellos 19 alimenticios y cuatro no alimenticios, los que se distribuyen teniendo en cuenta dos criterios: grupos etarios (…) y las zonas urbanas, rurales y del plan turquino", publicó el sitio oficial Cubadebate.

Según Díaz, no se trata de sumar productos a la canasta normada, y sí a los mercados de oferta y demanda ya que "se trata de una situación coyuntural".

Para este mes de junio se raciona en la red de venta liberada la venta que arroz (hasta 10 libras), frijoles (hasta 5lb), pollo (hasta 5 kg), pescado (cinco unidades), harina de trigo (2kg).

Sobre la venta del pescado, la funcionaria dijo que su distribución se realizará en junio en todas las provincias del país (excepto en La Habana que ya lo recibió), de manera liberada y no a través de "la libreta" como se hizo en la capital.

La venta de jurel en La Habana desató la indignación de los consumidores, que se quejaron de las cantidades ridículas establecidas para cada núcleo familiar y los altos precios. El Gobierno salió a justificar que este producto no entraba en la categoría de alimentos "subsidiados".

También detalló que su venta se realizó a finales del mes porque "el pescado arribó al país el día 24 de mayo. Es muy difícil hacer coincidir el cobro de las chequeras y otras formas de pago de la población con los ciclos de reaprovisionamiento y descarga de mercancías en el puerto".

La situación con el huevo sigue complicada. La ministra de Comercio Interior explicó que mientras las producciones "no alcancen niveles que permitan estabilidad en el mercado, se realizará con el siguiente orden de prioridad: venta normada de cinco huevos a 0.15 CUP; venta controlada de cinco huevos a 0.90 CUP; venta controlada con un per cápita adicional, a 0.90 CUP la unidad.

Esta última solo si han sido cubiertas las demandas anteriormente citadas y de la gastronomía, así como una cantidad para la "venta a los trabajadores por cuenta propia con actividades afines a la elaboración de alimentos".

El chícharo se expenderá en la red de bodegas de forma controlada, con anotación en la libreta de abastecimientos, hasta diez onzas por consumidor.

En este mes igualmente se venderán las salchichas de forma controlada, por composición de núcleos, con anotación en la libreta de abastecimientos. Este producto se venderá con una frecuencia trimestral a 24 pesos.

Para los núcleos de uno a tres consumidores, toca un paquete; para los de cuatro a seis consumidores, dos paquetes; núcleos de siete o más consumidores, tres paquetes.

Por su parte, se mantiene la "venta regulada" de productos de higiene y aseo: Detergente líquido, una unidad; crema dental, una unidad; jabón de lavar, hasta dos unidades; jabón tocador hasta tres unidades.

Díaz Velázquez reconoció que existen dificultades con la producción de pasta dental, la que solo alcanzó en mayo un 25% de lo previsto. Para el presente mes se prevé que el indicador solo alcance el 50%.

"No obstante, debemos decir que hay disponibilidad de los productos de aseo e higiene en sus líneas económicas en las tiendas recaudadoras de divisas", argumentó.

Para el sector privado, Comercio Interior decidió vender a sus trabajadores productos seleccionados de forma controlada, en una red de establecimientos minoristas diferenciada, mediante acreditación, estableciéndose registros de anotación.

Los dueños de negocios de alimentación solo podrán acceder a 50 Kg de arroz por mes; frijoles, 15 Kg/mes; chícharos, hasta 15 Kg/mes; harina de trigo, hasta 10kg/mes, excepto los panaderos-dulceros que podrán acceder a hasta 100 Kg/mes; huevo fresco, hasta 60 unidades mensuales.

También se aclaró que los horarios de servicio de los establecimientos de Comercio Interior en el país son facultad de los Consejos de Administración Provincial, los cuales deben regular los mismos, a partir de las necesidades de los territorios.

1 comentario

Imagen de Anonim

Es un error llamar "escasez" al control del hambre y la salubridad para someter a la población a la obediencia. Usar escasez implica que antes hubo abundancia y nunca hubo ni habrá abundancia con los Castro y ni las revoluciones, porque adoptan economías políticas que se basan en economías de guerra, como las define la socióloga Marlene Azor, o bloqueo interno como las llama el economista Jorge Sanguinetty. Se entiende que el régimen utilice la frase "baja disponibilidad" porque los gobiernos emiten propaganda, pero los periodistas libres no deben aceptala como verdad; su trabajo es precisamente transformar la propaganda en noticia, en verdad. El hambre es lo normal y la "abundacia" es lo coyuntural. DDC podría explicar cómo funciona el hambre; por ejemplo, se crea una crisis artificial, como ahora, para después, artificialmente, dar una "solución" con un pequeño incremento de alimentos en ciertas zonas que los habitantes interpretan como "abundancia" y regreso a la normalidad. Así controlan la frustración social.