Domingo, 23 de Febrero de 2020
Última actualización: 23:17 CET
Economía

La Habana insiste en buscar inversores para extraer petróleo en el Golfo de México

Pozos de petróleo en Cuba. (AP)

El Gobierno de Cuba presentó este martes a inversores del Reino Unido y de otros países una licitación para la exploración y explotación petrolera en 24 bloques de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) perteneciente a la Isla en el Golfo de México.

Según explicó el director adjunto de la estatal Unión Cuba Petróleo (CUPET), Roberto Suárez, a los representantes de 20 empresas que asistieron a la presentación, el área tiene un potencial de producción de petróleo y gas equivalente a más 6.000 millones de barriles, reseñó el diario oficial Granma.

Esa predicción, aseguró, está avalada por los estudios sísmicos que realizó en 2017 la prestigiosa compañía de servicios geofísicos BGP y que están a disposición de las compañías interesadas en invertir en la ZEE.

El funcionario aseguró además que Cuba cuenta con el marco legal adecuado para garantizar la tranquilidad de los inversionistas, y que está plasmado en la Constitución de la República y en las leyes que regulan la inversión extranjera, el régimen impositivo y el cuidado del medioambiente.

Entre los incentivos mencionó también el apoyo gubernamental, la experiencia de más de 25 años de CUPET, una fuerza laboral calificada, un sistema petrolero probado, la estabilidad política y fiscal, los bajos costos operacionales y la existencia de normas anticorrupción estrictas.

De acuerdo con Suárez, en la actualidad hay 12 contratos de producción compartida y cuatro empresas mixtas en el sector petrolero cubano.

Osvaldo López, gerente de Exploración de la estatal cubana, detalló que el 98% de su producción petrolera se extrae a través de la perforación horizontal en el llamado Cinturón Norte de crudos pesados, que se extiende desde La Habana hasta Varadero.

Lo que se produce hoy equivale apenas al 4% de toda el área disponible en el cinturón, lo cual significa, remarcó, que el 96% restante sigue sin ser explorado.

Los contratos a las empresas interesadas en invertir se adjudicarán el 1 de julio de 2020.

Desde que el Gobierno comenzó a buscar socios extranjeros para la prospección en aguas profundas, se han perforado cuatro pozos y un quinto se encuentra en fase de estudio.

La española Repsol, la malaya PC Gulf, la rusa Gazpromneft, la angoleña Sonangol y PDVSA son las empresas que ya lo intentaron sin éxito.

En abril pasado, CUPET dijo buscar capital extranjero para ampliar el número de contratos y proyectos para la exploración, producción y refinación de petróleo.

En esa ocasión, López dijo que espera firmar en los próximos tres años al menos cinco nuevos contratos e iniciar una nueva campaña de perforación en esa área.

"Esperamos que a partir del período 2021-2022 tengamos el primer descubrimiento en Cuba costa afuera, que permitirá una mayor apertura de la inversión extranjera, porque disminuye el riesgo exploratorio y cambiaría todo el escenario para el país", aseguró López.

Solo la venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y la angoleña SONANGOL tienen actualmente contratos en esa área.

"Tenemos varios bloques con potencial y el hecho de que haya extranjeros en Cuba buscando petróleo abre nuevos frentes, y definitivamente es petróleo cubano", agregó el funcionario cubano. "Porque una vez que se recuperen los costos de la inversión, se comparte la producción de los pozos a casi 50-50%", dijo.

Este anuncio de las autoridades del petróleo en la Isla se produjo luego de que el Departamento del Tesoro de EEUU impusiera sanciones económicas contra 34 cargueros dedicados al transporte de petróleo de Venezuela a Cuba, en una nueva medida de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Las sanciones afectan a dos empresas: Ballito Shipping Incorporated, con sede en Liberia, y ProPer In Management Incorporated, con base en Grecia, además de los 34 cargueros propiedad de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

EEUU ha adoptado, además, varias acciones para presionar a Maduro, como la revocación de visados y sanciones a la empresa estatal PDVSA, principal fuente de divisas para Caracas.

Venezuela, principal fuente de suministro de crudo para el régimen cubano, vive una aguda crisis económica y política, con una profunda contracción del PIB y en medio de una espiral hiperinflacionaria, que ha provocado la escasez de numeros productos y básicos y la salida del país de al menos dos millones de personas.

Asimismo, tras la renuncia al poder en Argelia de Abdelaziz Buteflika, viejo aliado de La Habana, esta enfrenta otra amenaza a sus exportaciones de servicios de salud a cambio de petróleo y dinero, en momentos en que se iniciaba un nuevo acuerdo para mitigar la disminución del apoyo de Venezuela.

El régimen de La Habana ha visto cómo sus ingresos en divisas y las importaciones de combustible en términos preferenciales provenientes de su más cercano aliado caen constantemente desde 2014, lo que lleva al estancamiento, medidas de austeridad, la escasez y los pagos atrasados ​​a socios extranjeros.

El Gobierno cubano comenzó a importar petróleo de Rusia y Argelia en 2017 para compensar el déficit venezolano.

1 comentario

Imagen de Balsero

Si en la época de Marcos Portal como ministro no se pudo hacer nada, ahora con el bajo precio del petróleo y la Helms Burton activa, menos aún.