Lunes, 11 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
Agricultura

La sequía ha matado a más de 1.000 vacas en Las Tunas en lo que va de año

Sequía en Cuba. (EFE)

Más de 1.090 cabezas de ganado mayor murieron el los primeros cinco meses de 2019 solo en el municipio Las Tunas, a causa de la carencia de alimentos provocada por la sequía que afecta ese territorio.

459 reses pertenecientes a Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) locales perecieron por esa razón, mientras que 231 terneros se perdieron en las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) tuneras, según reportó la emisora local Radio Victoria.

Dadas esas pérdidas, aclara el reporte, la entrega de carne y leche para las industrias y el denominado "consumo social" (comedores, hospitales, escuelas) se ha visto afectada.

Por esa razón, al cierre de abril, la entrega de carne de res a la industria sólo alcanzó el 88% de lo planificado, pues se habían dejado de entregar 55 toneladas.

No obstante, además de las muertes de los animales, el incumplimiento se debió a "otros problemas, como la organización desde la empresa hacia las bases productivas", acotó el reporte, sin ofrecer detalles de en qué consisten tales "problemas".

Asimismo, puesto que las reses no consiguen el peso necesario, ello también afecta el cumplimiento de la cantidad de toneladas entregadas al Estado por los productores. Además, los ganaderos no reciben su pago a tiempo a causa de la escasez de financiamiento y la venta directa al matadero "hace que no se cumplan las metas propuestas."

De la misma manera se incumplió la entrega de leche en enero y febrero. Luego la situación se revirtió, y hasta abril se entregaron a la industria 422.400 litros de leche por encima de lo planificado, un 142% de cumplimiento de las cifras planificadas.

Cuba atraviesa un momento económico difícil luego de que en los últimos meses se agravara la escasez de alimentos de primera necesidad, sobre todo de cárnicos esenciales como la carne de cerdo, el pollo y el huevo, así como de la leche en polvo.

La situación, además de reavivar el temor al advenimiento de un nuevo "Periodo Especial", hizo que miembros de la cúpula política cubana, entre ellos el general Guillermo García, propusieran soluciones "milagrosas" como la cría masiva y consumo de carne de cocodrilo, jutía y avestruz.