Miércoles, 13 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
Educación

Vuelven a faltar maestros en las escuelas cubanas y la solución es improvisar, reconoce el MINED

Aula sin maestro. (ESCAMBRAY)

Como cada año, faltan cientos de maestros para cubrir las plazas en las escuelas de Cuba, y la única solución posible es improvisar, ha reconocido el Ministerio de Educación

Según indicó Raúl Hernández Galarraga, director provincial de Educación en Matanzas, los docentes prefieren irse a otros sectores mejor remunerados, por lo cual en esa provincia, una de las mayores potencias turísticas cubanas, para el curso 2019-2020 faltan 200 maestros.

Si bien el funcionario del MINED aseguró que esta cifra es mucho menor que la del pasado curso escolar, la cobertura hasta hoy alcanzada ha dependido de más de 2.000 plazas que se cubren "con alternativas como aumento de la carga docente y contratos por horas", reconoció la Agencia Cubana de Noticias.

Según el reporte, cuando apenas han comenzado los preparativos para el venidero curso escolar, que inicia la primera semana de septiembre, la cobertura docente es el principal problema en Matanzas, por lo que las autoridades quieren reincorporar a maestros jubilados o inactivos.

En los 13 municipios de esa provincia se convocará a los retirados y a los que "actualmente trabajan en otros sectores" a regresar a las aulas, dijo el delegado del MINED.

Las dos escuelas pedagógicas del territorio no cubren las necesidades, dado que su matrícula es muy baja. Para resolverlo, las autoridades de Educación dicen que captarán a estudiantes de preuniversitario para el Colegio Universitario Pedagógico, cuya matrícula no requiere rendir los exigentes exámenes de ingreso a la Educación Superior. 

No obstante, el funcionario matancero reconoció que existe la "necesidad de perfeccionar" la atención a los maestros y "lograr iniciativas de estimulación concreta" que frenen el "éxodo de profesores a otros sectores mejor remunerados." No aclaró si esa estimulación será de orden material.

Son Cárdenas, Matanzas, Jovellanos y Ciénaga de Zapata los municipios con mayores dificultades para cubrir la plantilla de docentes.

En el curso que acaba de terminar, al iniciar las clases en septiembre de 2018 faltaban 10.000 docentes, según reconoció en agosto la ministra de Educación.

En 2017, el curso había iniciado con un déficit de 16.000 maestros, según reconoció en ese momento la propia funcionaria.

Miles de maestros y profesores han emigrado hacia otros sectores en las últimas décadas en busca de mejores salarios y condiciones de trabajo. Otros miles han sido enviados fuera del país como parte de la venta de servicios profesionales, principal fuente de ingresos del Gobierno.

La mayor cifra de profesores frente al aula de los últimos diez años se registró en 2008-2009, con 270.053 maestros.