Viernes, 17 de Enero de 2020
Última actualización: 16:13 CET
Política

Desde La Habana, el ELN pide a Bogotá reanudar los diálogos de paz

Miembros del ELN. (AFP)

La delegación de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) que permanece en Cuba luego del congelamiento de las negociaciones con el Gobierno de Colombia, dijo este miércoles que espera un cese bilateral al fuego e informó sobre la entrega de documentos del proceso de paz a países garantes con la expectativa de que sirvan para reiniciar el diálogo.

Durante un encuentro con prensa, el comandante Aureliano Carbonel indicó que la guerrilla había realizado algunos gestos de "buena voluntad", como la entrega el año pasado de soldados detenidos por sus efectivos en El Chocó y Arauca, y el alto al fuego unilateral en diciembre y Semana Santa, reportó AP.

Sin embargo, aseguró, "esto no ha causado ninguna respuesta positiva en el Gobierno" y sugiere "acordar un cese bilateral con verificación".

Los rebeldes citaron como ejemplo el cese bilateral de 100 días que se concretó en 2017.

El ELN y el Gobierno colombiano comenzaron negociaciones de manera confidencial en 2014 y desde 2017 de manera abierta con el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018), quien logró un acuerdo de paz con las ahora desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016. El arribo a la presidencia de Iván Duque en 2018 paralizó los diálogos con los rebeldes.

En medio de un ambiente enrarecido, el ELN estuvo detrás del estallido de un coche bomba en una academia de policías en Bogotá, que en enero pasado ocasionó la muerte de una veintena de personas y múltiples heridos. Duque entonces reactivó los pedidos de captura internacional contra los miembros de la delegación en Cuba, incluyendo Carbonel y el comandante Pablo Beltrán, ambos en la Isla.

La pasada semana, el Ejército de Colombia abatió a uno de los principales líderes de la guerrilla en Antioquia, acción que podría hacer forzado a la guerrilla a solicitar la reanudación del diálogo.

Identificado con el alias de "Fabián" o "Guacharaco", era "el principal jefe del ELN en el Bajo Cauca Antioqueño", explicó el presidente Iván Duque a periodistas mientras felicitaba a la fuerza pública por el operativo, reportó EFE.

Según Duque, "Guacharaco" era "uno de los delincuentes más peligrosos" de Colombia, responsable del asesinato y amenaza de líderes sociales en esa zona.

El ELN informó este miércoles que en las últimas semanas entregó a países garantes del ahora pausado proceso de paz, así como a Naciones Unidas y al Vaticano, los documentos de los diálogos desde 2014 y hasta su congelamiento.

"Nosotros insistimos en que hay que construir sobre lo construido y que todo lo que hemos avanzado en varios años no se tire al cesto de la basura", expresó Beltrán.

La presencia de la delegación en Cuba tras el pedido de captura internacional emitido por Duque generó un enredo diplomático, pues la Isla se negó a entregar a los guerrilleros tal como Colombia había establecido en los acuerdos en caso de una ruptura y según lo cual las autoridades no pedirían arrestos sino que les permitirían regresar a sus campamentos en Colombia.

El Gobierno cubano sufrió críticas por su accionar en momentos en que la propia Isla sufre la presión de Estados Unidos, que incrementó las sanciones contra La Habana buscando un cambio de modelo político, y bajo las amenazas de que la nación caribeña podría ser ubicada en la lista de países patrocinadores del terrorismo por parte de Washington.

"Cuba no está alojando terroristas", dijo Beltrán. "Está alojando a una delegación que nos enviaron a negociar un pacto de paz".

La nación caribeña fue determinante en el acuerdo de paz logrado entre las FARC y el Gobierno de Santos.