Domingo, 20 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Aeronáutica

El fabricante aeronáutico Antonov promete recuperar parte de la flota de Cubana de Aviación

Un An-158 de Cubana de Aviación. (TRANSPONDER 1200)

El fabricante aeronáutico ucraniano Antonov anunció que buscará recuperar la flota de aviones que la estatal Cubana de Aviación tuvo que poner en tierra debido a diversos problemas técnicos y de ensamblaje.

Los seis aviones Antonov An-158 fueron paralizados hace más de un año por las autoridades aeronáuticas cubanas por cuestiones de seguridad, pero este acuerdo aspira a recuperar su aeronavegabilidad.

Según el fabricante, en un convenio firmado con la compañía panameña de arrendamiento financiero South American Aircraft Leasing (SAAL), responsable de la financiación y exportación de las aeronaves a Cuba, en un primer momento los ingenieros de Antonov analizarán el estado técnico de las seis unidades, hoy almacenadas en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, reportó el sitio especializado Transponder 1200.

De acuerdo con la empresa Antonov, los dos primeros An-158, que Cubana de Aviación destinaba sobre todo para el servicio doméstico y para rutas cortas, estarían reparados en el primer trimestre del próximo año.

El primer Antonov An-158 llegó a Cuba en abril de 2013, y el sexto y último se entregó dos años después, en julio de 2015, en lo que Cubana de Aviación anunció como un proceso de modernización de su flota, compuesta todavía en esa época por aeronaves de fabricación soviética.

Como el único operador mundial de esta clase aeronave, los aparatos sufrieron constantemente por la carencia de repuestos y tuvieron numerosos problemas mecánicos.

En mayo de 2018, el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) revocó el certificado de aeronavegabilidad de todas las unidades del modelo, luego de identificar fallos eléctricos, hidráulicos y mecánicos, así como problemas en las computadoras de vuelo y en los motores Progress D-436.

También se reportaron grietas en la cuaderna de fuerza y errores en el diseño y en la fabricación de las estructuras, que resultaron en problemas estructurales, y en los sistemas de control y de mando del avión.

Ya Cubana había firmado un acuerdo de cooperación con la empresa en abril de 2018 "para reanudar el uso de los aviones An-158 antes de que terminara el año en curso", pero un funcionario del fabricante aeronáutico aseguró a Reuters que la aerolínea de Cuba no había pagado por el trabajo necesario.

El tradicional fabricante ucraniano, popularmente conocido por la construcción de la aeronave más grande del mundo, el Antonov 225 Mriya, se encuentra con toda su producción paralizada desde 2017 debido a la falta de piezas suministradas por empresas rusas, tras la anexión de Crimea por Rusia.