Domingo, 8 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Ataques acústicos

Hay anomalías cerebrales en las víctimas de los 'ataques acústicos', confirma estudio científico

Embajada de EEUU en Cuba. (EFE)

Un estudio científico con los resultados de los exámenes a 40 pacientes —23 hombres y 17 mujeres— afectados por los supuestos "ataques acústicos" sufridos por diplomáticos de EEUU y Canadá en La Habana mostró diversas anomalías cerebrales en los afectados.

Los autores de la investigación usaron tres técnicas de neuroimagen diferentes para registrar distintos parámetros cerebrales, y al compararlas no encontraron diferencias significativas en materia gris, pero sí en la materia blanca, espacio en el que se producen las conexiones entre células nerviosas y verdadero sostén de la arquitectura cerebral.

De acuerdo con los resultados del estudio, el volumen medio entre los que estuvieron en La Habana era de 542,22 centímetros cúbicos, frente a los 569,61 de un grupo de control integrado por personas que nunca estuvieron en Cuba

La revista científica Journal of American Medical Association (JAMA) publicó el informe de la investigación, que determinó "diferencias grupales en todo el cerebro. Especialmente en un área llamada cerebelo, que también está implicada en el tipo de síntomas clínicos que la mayoría de estos pacientes estaban demostrando, que son el equilibrio, el movimiento ocular, el mareo, etc", dijo una de las autoras del estudio, Ragini Verma, profesora de radiología y neurocirugía en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Según el estudio, también se observaron diferencias de conectividad en las áreas auditiva y visuoespacial del cerebro.

Sin embargo, los autores señalaron que la importancia clínica de estos hallazgos es incierta, y que no tuvieron imágenes por resonancia magnética anteriores de los pacientes para comparar cómo se veían sus cerebros antes de los incidentes.

Muchos de los estacionados en la Embajada de EEUU en Cuba informaron haber escuchado sonidos "intensamente fuertes" provenientes de una dirección específica, que describieron como "zumbido", "pulido de metal" y "chillidos penetrantes", según otro estudio publicado por varios de los mismos autores el año pasado.

El Gobierno de Cuba negó su responsabilidad en los ataques a los diplomáticos y dijo que las acusaciones sobre los "ataques acústicos" son "una falacia".

Un paciente aseguró haber escuchado dos pulsos de diez segundos, mientras que otros dijeron que podían escuchar el sonido durante más de 30 minutos, según el informe.

Además, la mayoría de los pacientes reportaron problemas con la memoria, la concentración, el equilibrio, la vista, la audición, el sueño o los dolores de cabeza, que duraron más de tres meses.

Tres personas eventualmente necesitaron audífonos para una pérdida auditiva de moderada a severa, y otras tenían zumbidos o presión en sus oídos. Más de la mitad necesitó que le recetaran un medicamento para dormir o para tratar los dolores de cabeza. Muchos no pudieron regresar al trabajo, al menos por un período de tiempo.

"Los resultados del estudio, en especial los del cerebelo, son destacables, ya que varios de los pacientes evaluados mostraron alteraciones en el sentido del equilibrio y el movimiento coordinado de los ojos", dijo el coautor del estudio Randel Swanson. Los investigadores destacaron que no hay algo similar en la literatura médica, por lo que se podría estar ante un nuevo síndrome.

No obstante, este también es el punto más polémico del estudio: la vinculación entre las diferencias observadas y los problemas relatados por quienes sufrieron los "ataques sónicos". 

El profesor de imágenes médicas del University College de Londres, Derek Hil, indicó al diario español El País: "Este exhaustivo trabajo es intrigante pero no concluyente: puede proporcionar evidencias de que se produjeron cambios cerebrales tras la exposición a un arma en Cuba. Pero los resultados deben tratarse con cuidado. El trabajo por sí mismo no prueba que haya daño cerebral y mucho menos nos dice lo que realmente le sucedió al personal de Estados Unidos en Cuba".

4 comentarios

Imagen de padre Ignacio

Lo que pasa es que EU utiliza diferentes standards para todo, esto fue un ataque deliverado, con victimas muy puntuales y con daños comprobados. La dictadura caracoquista esta obligada a tomar responsabilidad por algo que ocurrio en su territorio y EU esata obligado moralmente  a exigir responsabilidad, EU tiene derecho a exigir responsables y si los mayorales de Biran no pueden presentarlos entonces los marines tienen derecho a tomar La Habana.

Imagen de padre Ignacio

Lo que pasa es que EU utiliza diferentes standards para todo, esto fue un ataque deliverado, con victimas muy puntuales y con daños comprobados. La dictadura caracoquista esta obligada a tomar responsabilidad por algo que ocurrio en su territorio y EU esata obligado moralmente  a exigir responsabilidad, EU tiene derecho a exigir responsables y si los mayorales de Biran no pueden presentarlos entonces los marines tienen derecho a tomar La Habana.

Imagen de Nic

Si el estudio fue publicado en el Journal of American Medical Association , ponle el cuño. Lo q se publica en JAMA presupone un rigor científico indiscutible. 

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

"De acuerdo con los resultados del estudio, el volumen medio [de la materia blanca del cerebro] entre los que estuvieron en La Habana era [aproximadamente 5% menor que el de]  personas que nunca estuvieron en Cuba." Conclusión: Permanecer en Cuba embrutece. Y si lees el Granma y escuchas a Machado Ventura en poco tiempo te quedas sin cerebro.