Viernes, 20 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Salud

No hay solución inmediata para la falta de medicamentos, reconoce el MINSAP

Farmacia en Cuba. (AMÉRICA TV)

En las farmacias cubanas había carencia de 47 medicamentos al cierre de junio, y en julio la cifra es de entre 40 y 44, la misma que faltará durante agosto, aseguraron las autoridades de Salud.

Esto, siempre y cuando no se presenten "otros contratiempos", dijo Rita María García, directora de Operaciones y Tecnología del Grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas de Cuba (BioCubaFarma), responsable del 77% de los medicamentos que van a las farmacias de la Isla, al diario oficial Granma.

Entre las carencias están algunos cuya venta está fuertemente controlada, como el clonazepan, la risperidona, la fluodrocortisona y el atenolol, todos distribuidos a través del "tarjetón" a pacientes censados para tal efecto.

A tenor con las promesas que hacen cíclicamente los funcionarios, García dijo que se cuenta con recursos que "van a permitir ir dando respuesta paulatina en la medida en que se analicen las materias primas y se liberen para el ciclo productivo, entregándose al final de este mes a la distribución en unos casos y otros en el mes de agosto."

"Todavía tenemos afectaciones de materias primas por diferentes causas relacionadas con los proveedores y problemas bancarios. Hemos contratado materias primas y de un momento a otro el proveedor nos ha informado que no puede continuar el contrato del producto. Tenemos que salir entonces a buscar un nuevo proveedor", explicó García.

Para paliar la situación, el Ministerio de Salud ha decidido buscar desde medicamentos de efecto semejante hasta el uso de la medicina alternativa, "de manera tal que el paciente pueda indistintamente, siempre con la prescripción del médico, poder utilizar uno u otro fármaco", agregó la funcionaria.

Entre los "logros" de una política de distribución más efectiva, García mencionó el caso del enalapril, medicamento para pacientes hipertensos. "Estamos entregando al cierre de julio 40 días de cobertura. Ello significa disponibilidad para el paciente en los 30 días que le corresponde, pero la farmacia tendrá diez días de disponibilidad para continuar suministrando y que la población no tenga la preocupación de que no está en farmacia".

La escasez de medicamentos ha sido habitual en Cuba desde hace años. Es común ver largas aglomeraciones de personas, que suelen incluso velar toda la madrugada ante las farmacias el día del mes que comienza la venta de esos productos. 

Las autoridades del MINSAP atribuyen la situación tanto a la falta de liquidez para adquirir las materias primas como al "recrudecimiento de las acciones" del embargo de EEUU.

Otras causas han sido el cierre de plantas productoras en China por problemas de contaminación ambiental. "En el mercado chino se adquiere la mayor cantidad de excipientes utilizados en nuestras formulaciones", explicó en junio García. "El proceso de evaluación y validación de nuevos proveedores toma tiempo para recomenzar el proceso de contratación", añadió.

También han reconocido problemas con el control interno, que ha alimentado el mercado negro.

2 comentarios

Imagen de Balsero

Varias cosas a tener en cuenta. Una es que los cubanos tienen tendencia a automedicarse, como si los medicamentos fueran santos remedios a todos los males. Otra, es que el mercado negro trabaja a full. Y la tercera es que el aprovisionamiento se ha resentido por los volúmenes que envían a Venezuela.

Imagen de Amadeus

El problema es el mismo desde hace más de medio siglo, la falta de „liquidez“, que es mal de una economía centralizada e ineficiente y un país que vive del fiao y la donación. En cuanto el „recrudecimiento de las acciones“ de Estado Unidos es lo mismo con lo mismo. En Estados Unidos o en cualquier otro país pueden comprar TODAS las medicinas que necesiten siempre y cuando sea en dinero constante y sonante, nada de créditos para un malapaga. Asi de simple.