Lunes, 9 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
SALUD

En medio del hermetismo oficial, Díaz-Canel se reúne con familiares de uno de los médicos secuestrados

Familiares de Assel Herrera Correa y Miguel Díaz-Canel. (@DÍAZCANELB/TWITTER)

Más de tres meses después de su secuestro en Mandera, Kenia, los dos médicos cubanos siguen desaparecidos, vivos según autoridades de La Habana y Nairobi, pero sin que se conozca su paradero exacto, condiciones de vida, ni ningún detalle sobre las operaciones de rescate.

El jueves Miguel Díaz-Canel Bermúdez se reunió con familiares de Assel Herrera Correa, especialista de Medicina General Integral, de la provincia de Las Tunas. El otro galeno raptado por presuntas milicias del grupo terrorista Al-Shabab es Landy Rodríguez Hernández, especialista en Cirugía de Villa Clara.

"Fue un honor conocer y tener un afectuoso y cariñoso encuentro con la familia del Dr. Assel Herrera Correa, uno de nuestros dos médicos secuestrados. Su hija obtuvo la carrera de medicina, siguiendo los pasos de su querido papá. Una bella y genuina familia cubana", escribió Díaz-Canel en su cuenta en la red social Twitter.

El gobernante no ofreció ninguna otra precisión de la situación actual de los profesionales de salud cubanos.

Pocos detalles se han sabido sobre los esfuerzos del Gobierno de Nairobi para rescatar a los médicos.La Habana mantiene igualmente un hermetismo sobre el caso, que justificó recientemente describiéndolo como un proceso complejo, "que requiere tiempo y la mayor discreción posible".

Según el jefe de la Policía de Mandera, citado también por Daily Nation, la misión de búsqueda y rescate se ha intensificado en el país devastado por la guerra. Sin embargo, descartó dar una fecha exacta para concretar la liberación.

El Gobierno cubano negó recientemente que grupo alguno haya puesto condición a la libertad de los dos especialistas de la Isla.

Por primera vez, fuera de tuits espaciados y puntuales en referencia a contactos entre La Habana y Nairobi, una autoridad cubana ofreció alguna información adicional de la situación de los profesionales raptados.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, dijo que hasta ese momento "nadie había solicitado ningún tipo de condición a cambio de la libertad de los médicos cubanos, 'a pesar de algunas informaciones de prensa aparecidas y que luego fueron desmentidas'".

Portal aseveró que se mantendrá un seguimiento permanente a este tema, que "no tiene precedentes similares en la historia de la colaboración médica cubana".

Los médicos cubanos fueron enviados a Kenia en junio del año pasado. Allí se encuentran 101 galenos que en estos momentos realizan su labor en la mayor parte del país africano.

El régimen cubano y sus "misiones médicas internacionalistas" han estado en el foco de varias denuncias. Un proceso presentado en mayo ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional contra los principales dirigentes cubanos, por "crímenes de lesa humanidad", mostró los mecanismos de presión que utiliza el régimen cubano sobre los profesionales que envía al exterior como fuente principal de ingresos.

Un largo reporte elaborado por las organizaciones Cuban Prisoners Defenders y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), sirvió para acusar a Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y otros cuatro altos cargos del Gobierno de la Isla por la "esclavitud, persecución y otros actos inhumanos" a los que someten a "cientos de miles de profesionales".