Sábado, 14 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Salud

'Es una victoria': médicos cubanos exiliados sobre medidas del Gobierno de Brasil

Médico cubano en Brasil atiende a un recién nacido. (AFP)

"Es una oportunidad excelente", así calificó la doctora cubana Dayaimy González Valón, exiliada en Brasil, la decisión del Gobierno de ese país de que los galenos de la Isla puedan solicitar un permiso de residencia y trabajo por al menos dos años.

"Nos favorece muchísimo porque estábamos en un limbo migratorio, como solicitantes de refugio, y la mayoría estábamos sin regularizar. Esto nos da la posibilidad de tener otras oportunidades, como empezar a trabajar", comentó González Valón a DIARIO DE CUBA.

El pasado lunes, el ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, firmó una Orden Ministerial que permitirá a los cubanos integrantes de Más Médicos que hayan determinado quedarse en el país acceder a unos muy esperados beneficios legales.

De acuerdo con la directiva recogida por el Diario Oficial de la Unión, suscrita además por el titular de Exteriores, Ernesto Henrique Fraga Araújo, la medida tiene "el fin de satisfacer los intereses de la política nacional de migración".

"La mayoría estamos muy felices, principalmente los que nos quedamos después del cierre de Más Médicos", aseguró González Valón, quien reside en Brasilia. "Hay alrededor de 762 médicos que son casados y tienen familia en Brasil, pero estamos los que no podemos entrar a Cuba por ocho años, que somos los que más felices estamos" con la decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro.

A finales de 2018 La Habana decidió retirar a sus médicos de Brasil, después de que Bolsonaro criticara las condiciones abusivas en que se encontraban y anunciara su intención de modificarlas.

Brasilia calcula que unos 2.000 médicos cubanos se quedaron en el país debido a que tenían familia ya establecida o a su deseo de salir de Cuba, por lo que muchos optaron por acogerse al estatus de refugiados, bajo el cual continúan hoy.

González Valón, quien no ha podido volver a ejercer su profesión ni encontrar trabajo en los últimos ocho meses, piensa que esta oportunidad supone la reivindicación de su sacrificio. "Fuimos criticados por los colegas que se fueron para Cuba, por los coordinadores, por el régimen cubano, así que para nosotros es una victoria." 

El doctor Joan Rodríguez, quien se encuentra en Paraná, también celebró la decisión: "Los teléfonos no pararon de sonar desde que se supo la noticia, porque comenzamos a contactar unos con otros", contó a DDC.

No obstante, Rodríguez guarda sus reservas sobre la efectividad del proceso de legalización que ahora comienza: "Todos estamos felices porque por fin se va a regularizar nuestra situación, pero también a la espera de cuál es la contraparte, porque estamos conscientes de que esto no va a ser solo así, alguna 'maraña' van a tener para con nosotros. Estamos en espera."

"Esta medida nos la habían comentado desde noviembre pasado, cuando cerró el programa Más Médicos. Nosotros hicimos una gran ola para hacernos notar. Nos prometieron cosas y todo se quedó en nada."

Rodríguez, quien desea volver a ejercer la profesión que eligió, considera que existen intereses políticos ocultos detrás de la medida, por eso la acoge con dudas: "Estamos conscientes de que esta es una jugada política. Como mismo Bolsonaro nos usó en su campaña para conseguir su elección, él sabe que nos hemos organizado para conseguir la aprobación del parole en EEUU. El objetivo de muchos de los cubanos que estamos aquí es emigrar a EEUU, e incluso muchos se han ido ya cruzando fronteras."

Para él, todo está por probarse con la puesta en práctica de las disposiciones del Gobierno de Brasil. "Lo que nos toca es la expectativa de ver de lo que se ha dicho qué es verdad y qué es lo que tiene de trasjuego."

Médicos cubanos que decidieron quedarse en Brasil tras la retirada del Gobierno cubano de Más Médicos han descrito en varias ocasiones las difíciles condiciones en las que se encuentran actualmente.

Muchos poseen trabajos que no tienen que ver con su profesión, algunos de manera clandestina, pero han insistido en que así lo prefieren antes que volver a Cuba. Su reclamo, no obstante, es poder ejercer como médicos en Brasil.