Sábado, 18 de Enero de 2020
Última actualización: 16:13 CET
Sociedad

Por un 'problema estructural' en el local, fue suspendida la Fiesta por el Bienestar Animal en La Habana

Imagen de la serie 'Tal vez ahora puedan vernos'. (INSTAGRAM/GABRIEL GUERRA BIANCHINI)

La Jornada Festiva a favor de la Protección Animal, que este miércoles fuera convocada para el sábado 10 de agosto en el Estudio 50, situado en Calle Lugareño entre Carlos III y Almendares, en Centro Habana, fue suspendida debido a que la nave donde tiene su sede ese proyecto presenta "un problema estructural".

"Lamentamos informarles que el evento del sábado 10 de agosto 'El Perreo' ha sido suspendido", comunicó la revista Magazine AM:PM, uno de los organizadores de la celebración, en su muro de Facebook.

"Según nos informa Estudio 50, la nave presenta un problema estructural que impide la realización del evento", agregó la nota. "Sentimos profundamente que una causa tan hermosa como la defensa de los animales pierda momentáneamente esta oportunidad. Ofrecemos nuestras disculpas a todas las personas que se habían interesado."

A pesar de que la información indica que la suspensión es "momentánea", no se explica cuándo o dónde se celebrará la actividad. Tampoco se explica cómo es posible que el evento recién anunciado se suspenda por una razón que pudo ser considerada cuando se le concibió.

El colectivo Cubanos en Defensa de los Animales (CeDA) en La Habana había convocado la jornada bajo el eslogan "Ayuda a salvar vidas". Durante el encuentro se iba a organizar una feria de adopciones y se haría una recaudación de fondos para la protección de los animales callejeros, informó CeDA en su perfil oficial de Facebook.

Los activistas tenían programadas rifas, talleres, concursos, una expo-venta y "body painting", además de un desfile de mascotas y un concierto con la orquesta Logos, así como la intervención de Circo Habana y DJ Cami Layé Okún.

CEDA, una ONG sin fines de lucro que ha logrado reunir más de 10.000 suscriptores en sus plataformas digitales, se mantiene muy activa en su labor de promoción de los derechos de los animales y con actividades concretas en favor de su protección.

El grupo fue uno de los promotores principales de la peregrinación hasta el sepulcro de Jeannette Ryder en conmemoración del Día del Perro en la Isla, el pasado 7 de abril, que se convirtió en una marcha reivindicativa y por la que rodaron cabezas en el Gobierno municipal de Plaza de la Revolución.

En el propio post que anunció la suspensión de "El Perreo", el periodista José Raúl Gallego comentó: "Hay algo cierto en el anuncio: el problema es estructural. Pero no de la nave del Estudio 50, sino del sistema político cubano."

"Nada de lo que implique el reconocimiento y empoderamiento de grupos sociales al margen del control del sistema (sin importar cuál sea la causa) es de su agrado. Si mañana a esas mismas personas se les ocurre hacer una marcha espontánea contra el bloqueo, también va a ser suspendida hasta que no sea organizada "oficialmente" por los cauces institucionales del sistema, porque ¿qué pasaría si a esa misma gente le da mañana por marchar contra un funcionario corrupto local o contra una política exterior rusa, por ejemplo?", preguntó.

En los últimos años, y sobre todo al calor de la reciente reforma constitucional cubana, han surgido varias organizaciones sin ánimo de lucro, refugios, iniciativas de cada vez más ciudadanos que se oponen al maltrato y reclaman una Ley de Protección Animal, hasta ahora infructuosamente.

Esta semana, un inusual reportaje de Bohemia sobre el cruel método de sacrificio practicado en Zoonosis y el trato a los animales callejeros adelantó que el Ministerio de la Agricultura (MINAG) coordina la comisión nacional encargada de concebir la primera Ley de Bienestar Animal.