Lunes, 25 de Mayo de 2020
Última actualización: 17:28 CEST
religión

Activistas del CENESEX se quejan al PCC de 'campañas evangélicas' con apoyo de entidades estatales

El activista Yadiel Cepero con la carta de denuncia ante el PCC provincial de Matanzas. (Y.CEPERO/FACEBOOK)
La carta y el material de denuncia con los payasos evangélicos. (PROYECTO ARCOIRIS/FACEBOOK)

Activistas LGBTIQ+ de Matanzas adscritos al estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) han enviado una carta a la Oficina de Atención para los Asuntos Religiosos (OAAR) del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la que se quejan de una campaña de "evangelización" desplegada por un proyecto de payasos en la provincia.

Se trata del grupo Los Parchís que, según la misiva del proyecto AfroAtenAs y de la Red Comunitaria Humanidad por la Diversidad, se ha valido de "sus vínculos de trabajo con la sucursal Artex Matanzas y Palmares Matanzas".

El texto, compartido por el proyecto Arcoiris en su perfil de Facebook, acusa a los payasos Pelotín (Omar González), Sonrisita (Norma Dainet Águila Coello), Lagrimita (Yisel Álvarez) y Peluso "el explosivo" (Osmín González) de promover, bajo el eslogan "Vencedores en Cristo" y en centros estatales, "la teología de la prosperidad y la sociedad de consumo (…) llegando a irrespetar y restar valor a otras creencias religiosas".

"Según consta en su perfil de la red social Facebook —precisa la carta de denuncia— Los Parchís Cuba se han presentado de la mano de Artex y Palmares, en la calle Narváez, el Complejo Bellamar, el Café Caribe, las Cuevas de Bellamar y la piscina de Brisas del Mar (donde tienen presentación habitual cada sábado a las 2:00PM), en la Cueva de Saturno y el aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, de Varadero".

"Los Parchís Cuba se refieren a cada una de estas presentaciones como actos de evangelización, para estos fines utilizan canciones cristianas, frases y juegos en los que niños y niñas son incitados/as a cantar y adorar a Cristo. Realizan números de magia, en uno de los cuales queman un periódico Granma para luego hacerlo aparecer con la frase 'Cuba para Cristo'", señalan los firmantes de la carta.

"Muestran el carácter supremacista de su doctrina religiosa en los espectáculos públicos al utilizar canciones que refieren que 'Cristo es mejor que todos' comparándolo con superhéroes y personajes populares. Habitualmente cierran sus presentaciones invitando a niños y niñas a hacer un número de adoración luego del cual reparten confituras", añaden.

Según los denunciantes, "son recurrentes, además, las críticas a la realidad económica que vive el país y el abordaje de temas que poco tienen que ver con un espectáculo dirigido a niños y niñas".

Demandan que "se revise la legalidad de los vínculos de trabajo del grupo de payasos evangélicos con las entidades involucradas y se dirimen las responsabilidades de quienes debieron supervisar los contenidos de las presentaciones de este grupo".

Consideran "necesario que se supervisen sus futuras presentaciones y se cancelen las que respondan a labores evangelizadoras o sean irrespetuosas de los derechos de terceras personas".

Los activistas LGBTIQ+ alertan del "auge de un movimiento fundamentalista cristiano en Cuba. Expresado en ayunos colectivos, declaraciones, recogida de firmas, toma del espacio público para desarrollar campañas en defensa de la 'familia original' y contra el matrimonio igualitario, entre otras acciones".

A tono con el discurso oficial, enmarcan en este movimiento "la conformación de la Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas (AIEC) y la aprobación de millonarios fondos por parte del Gobierno de EEUU para alentar acciones similares".

La AIEC fue fundada el pasado mes de junio por siete denominaciones que, según su acta fundacional, "no se sienten representadas delante de las autoridades y el pueblo cubano por el Consejo de Iglesias de Cuba" (CIC), calificado con frecuencia de oficialista.

Los activistas que firman la carta de denuncia describen el fundamentalismo cristiano como "un movimiento político ultraconservador que disputa el proyecto socialista cubano, en tanto pretende la restauración del capitalismo desde una matriz neoliberal, misógina, patriarcal y desconocedora de los derechos humanos".

"Asimismo, representa un peligro para personas y comunidades históricamente discriminadas. Su presencia en espacios comunitarios ofreciendo sentidos de vida, redes de apoyo, alternativas recreativas y de socialización, así como solventando carencias económicas les facilita crecer en membresía e incidir en espacios de toma de decisión. Es necesario prestar debida atención a los hechos que se han venido produciendo y adoptar las medidas correspondientes", reclaman.

La carta al Partido Comunista de Cuba fue acompañada con un dossier de imágenes impresas sobre el trabajo de Los Parchís y un DVD con vídeos y fotos de sus presentaciones. Fue firmada por Yadiel Cepero Madruga, activista por los derechos de la ciudadanía LGBTIQ+, y Yoelkis Torres Tápanes, coordinador general del proyecto AfroAtenAs y de la Red Comunitaria Humanidad por la Diversidad del CENESEX en la provincia de Matanzas.

1 comentario

Imagen de E A Gonzalez

 Interesante este del  embate de miembros de la comunidad LGBT Cuba contra un grupo artístico de payasos ”evangélicos” . Los activistas no se achican en esto de denunciar en el mejor estilo de “echar p’ lante” a estos  artistas. Eso sí me llama la atención que un grupo de jóvenes de inspiración cristiana puedan desarrollar sus actividades en los predios que son propiedad del estado cubano, incluso en un aeropuerto internacional. Pero su dedicación no es un mensaje en contra de la comunidad LGBT; estos ven el peligro en un desempeño acorde con un creciente fundamentalismo que mina la narrativa actual del movimiento LGBT en Cuba. Hay información adicional en el Blog Religión en Revolución donde aparece el texto completo de la carta.