Domingo, 8 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
ECONOMÍA

'Un aumento de la inflación hará aún más difícil la unificación monetaria en Cuba'

Agromercado cubano. (EFE)
Carmelo Mesa-Lago, catedrático distinguido emérito de Economía de la Universidad de Pittsburgh. (LA VANGUARDIA)

"Un aumento de la inflación hará aún más difícil la unificación" monetaria en Cuba, pero la solución impuesta por el Gobierno para intentar evitarlo, el tope de precios, será inefectiva, advirtió Carmelo Mesa-Lago, catedrático distinguido emérito de Economía de la Universidad de Pittsburgh, en declaraciones a DIARIO DE CUBA.

Para Mesa-Lago, el tope de los precios no ha funcionado en ninguna economía: "Cuando el Gobierno intenta fijar los precios o imponerles un tope, la gente recurre a múltiples alternativas: esconder la producción y desviarla al sector informal (bolsa negra), usar el trueque, incrementar el consumo personal o, si se trata de alimentos, engordar el ganado, etcétera".

"Esto ha ocurrido en todo el mundo cuando hay inflación, pero no funciona a mediano o largo plazo", señaló.

En tal sentido, estimó que esta medida de control de precios sería "inefectiva" en Cuba, "a menos que se incrementara la producción" lo cual ve como algo "virtualmente imposible, particularmente en los alimentos".

"En 2019, el Gobierno aumentó el salario nominal del sector estatal ('sector presupuestario') en un 49%, lo cual expandirá la demanda y alimentará la inflación. Las estadísticas oficiales de Cuba dan una tasa muy baja de inflación (incluso deflación en algunos años), pero ello se debe a que en el cálculo se usan solo los gastos en CUP (pesos cubanos), pero no en CUC (pesos convertibles), por lo que subestima la inflación", explicó.

"En 2019 ha ocurrido una severa escasez de alimentos. He demostrado en varios de mis trabajos que la producción alimentaria en Cuba ha declinado en 2009-2018 y es imposible que pueda aumentarse a corto plazo. Otra alternativa es aumentar las importaciones y de hecho Cuba lo ha hecho: crecieron un 2,5% en 2017 y un 5,7% en 2018; pero es probable que con la crisis se hayan reducido en 2019", añadió Mesa-Lago.

En opinión del catedrático, "si Cuba quiere seguir sirviendo la deuda externa —como ha hecho hasta ahora, aunque le debe a muchos suministradores externos— no tendrá divisas para importar más alimentos".

Sobre cómo afectarían estas medidas el tema de la unificación de la moneda en la Isla, el experto consideró que "negativamente".

"Un aumento de la inflación hará aún más difícil la unificación, que por ella misma generará inflación", concluyó.

1 comentario

Imagen de Pedro Benitez

De acuerdo