Miércoles, 27 de Mayo de 2020
Última actualización: 17:28 CEST
Economía

El tiempo para hacer cambios económicos en Cuba se acaba, advierte economista

Productos de venta racionada en Cuba. (AFP)

Ampliar la lista de los oficios privados aprobados y eliminar el impuesto que se aplica al cambio del dólar de Estados Unidos están entre las medidas económicas que propuso el economista cubano Omar Everleny a las autoridades de la Isla para revertir la actual situación de crisis que vive Cuba y romper lo que llamó "el bloqueo interno".

A partir de un análisis general de los indicadores económicos recién hechos públicos por la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), Everleny concluyó que existen urgencias sobre el Gobierno, por lo que "las medidas a aplicar deben ser diferentes, más concretas, medibles y con esperanzas para el corto plazo."

Su propuesta consiste en "medidas que podrían dar oxígeno a la población y estimular a esas fuerzas productivas inactivas que existen", aseguró en un texto publicado por la agencia IPS Cuba.

El exmiembro del estatal Centro de Estudios de la Economía Cubana propuso, además de ampliar las actividades privadas, a las que el Gobierno no ha dejado de poner trabas y nuevas regulaciones en el pasado año y medio, "dejar a la iniciativa de la población las actividades que quisieran ejercer por su cuenta."

Con el propósito de evitar las "fugas de capitales" que los cubanos emplean para hacer compras de productos más baratos o inexistentes en la Isla en lugares como Panamá o México, Everleny llamó a "crear mercados de insumos mayoristas con empresas extranjeras o firmas comerciales extranjeras para todas las formas de propiedad, incluyendo el Estado" y "zonas económicas especiales para compras de ciudadanos cubanos en el territorio nacional con tasas de ganancias aceptables" y que operen en dólares.

También sugirió usar las tasas de interés bancario como estímulos para incrementar los depósitos en dólares estadounidenses 

En el ámbito empresarial, llamó a aprobar una Ley de Empresas y una Ley de Cooperativas, así como a implementar micro, pequeñas y medianas empresas, que incluyan empresas exportadoras o importadoras.

"Es decir, suavizar el monopolio estatal del comercio exterior (pocas empresas) sólo debe ser válido para las compras masivas del Estado cubano, como alimentos y energéticos, entre otros."

Everleny consideró necesario una mayor búsqueda de capital foráneo, incluyendo aquellos "provenientes de individuos o familias cubanas que residen en el exterior", algo que, si bien las autoridades han asegurado que no está prohibido, no se materializa de manera concreta más allá del discurso.

El economista advirtió que dos factores que hacen apremiantes tales medidas son el creciente envejecimiento de la población y "la salida de jóvenes con alta preparación, en muchos casos universitarios, por decenas de miles en los últimos años".

"Lo que tal vez no quieren entender los directivos es que siempre hay un tiempo político y ese tiempo apremia en Cuba. Por ende se necesita una fuerte inyección que permita ofrecer resultados concretos, no esfuerzos", advirtió.

Para Everleny, la decisión de topar los precios de bienes y servicios para supuestamente evitar una inflación derivada del aumento salarial a un sector importante de los trabajadores estatales es errada. 

"Ningún malabarismo de precios sacará al país del desbalance entre oferta y demanda si no se incrementa la oferta", aseguró.

3 comentarios

Imagen de Espinoza

Esa debio haber sido la solucion que le dio Don Agapito a Felipe II haya por el siglo XVI.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

´?Como? ?Asi que ahora advierten que "El tiempo para hacer cambios económicos en Cuba se acaba"? Ja! En eso llevan... ?cuantos años?

Imagen de Pedro Benitez

"Lo que tal vez no quieren entender los directivos es que siempre hay un tiempo político y ese tiempo apremia en Cuba".  Creo que tiene sentido anticipar que después de Raúl vendrá otro militar a mandar con la flexibilización económica en manos, cambiando drásticamente el escenario para todo el movimiento opositor.