Viernes, 3 de Abril de 2020
Última actualización: 16:47 CET
Violencia machista

Mordida y golpeada por defenderse de una agresión sexual, y su atacante, multado

Lesiones en el rostro de la joven agredida. (MARIO JUNKERA/ FACEBOOK)

La actriz Virgen Martínez fue agredida y golpeada mientras intentaba defenderse de un agresor sexual en una céntrica calle de la localidad de Céspedes, en Camagüey, donde reside, informó este miércoles la revista independiente La Hora de Cuba.

Todo ocurrió la madrugada del domingo 21 de agosto, cuando la joven de 19 años joven regresaba a su casa después de una fiesta, en compañía de su hermana y su cuñado.

"Estos se adelantan en bicicleta, mientras ella se detiene en la tienda del servicentro del pueblo, para comprar algo de comer. En la céntrica Alameda, ella se acerca a saludar a una muchacha que conoce de vista, la cual está acompañada por un hombre que Virgen asegura no conocer", precisó el relato del medio.

El individuo empieza a hablarle y a acercársele a Virgen tras haber emprendido su camino.

Ella le pide que se alejara varias veces, pero el hombre continuó acercándosele mientras le hablaba en tono irrespetuoso. "Iba para arriba de mí para hacerme cualquier cosa", dijo la joven, que le dio una bofetada y una patada en los testículos a su acosador.

Según el relato compartido por La Hora de Cuba, él la agarró por el pelo. "Y me 'restralla' contra el piso", recordó la joven.

"Me doy contra la acera, me parto la frente y me levanto lo más rápido que puedo por miedo a que él me dé patadas en el piso o algo de eso. Y cuando me levanto del piso, me coge por la cara y me da tremenda mordía en la cara, en la región de la boca… pero con placer…", añadió Virgen llorando.

"Él no me sigue dando porque detrás de mí ya venía gente caminando… y me suelta y se va, y yo me quedo muy aturdida, y más por la gente preguntándome: '¿qué te pasó y quién fue'?", explicó.

Virgen Martínez, graduada de Actuación, trabaja como actriz en el grupo camagüeyano Teatro del Espacio Interior.

Precisamente el acto agresivo fue divulgado por Mario Junquera, director de dicho grupo, en su perfil personal de Facebook, luego de que la ausencia de la intérprete, por sus lesiones, lo obligaran a suspender una función en la que Virgen tenía un papel.

"Ahora, después de ser detenido y haber pagado una fianza de 1.000 CUP ha sido puesto en libertad en espera del juicio", comentó Mario Junquera en su publicación.

Esa misma madrugada, amigos acompañaron a la muchacha golpeada a la unidad de la Policía. "Los policías se tomaron aquello como si nada (…) Lesiones leves", fue lo que hicieron constar en la denuncia.

Un ortopédico de la cercana ciudad de Florida que revisó la rodilla de la joven, la parte que más golpes recibió diagnosticó que "no es fractura ni es el líquido, pero son muchos golpes dentro, y es lo que impide que pueda moverla".

Virgen también se quejaba de que tenía "la boca por dentro desbaratada por la mordida".

Más de 12 horas después de la agresión, agentes de la policía local detuvieron al presunto agresor, identificado como Osmar de Armas. La policía los enfrentó a "una especie de careo" en el que negó los hechos y aseguró que fue la joven quien se le "lanzó encima".

En los últimos años, ha aumentado el reporte de casos de acoso y violencia sexual en las calles cubanas, hechos que La Hora de Cuba atribuyó a "una educación débil en valores, que estimula la violencia y el machismo, y factores como la inseguridad nocturna, el deficiente trabajo policial en la prevención y la persecución de este tipo de delitos, la suavidad de las normas jurídicas con los culpables y la falta de protección a las víctimas".

"Órdenes de alejamiento, para los agresores sexuales; presencia de entidades especializadas en la atención de las víctimas; existencia en el mercado de productos de defensa personal no letales —como sprays— y actualización de todo lo legal concerniente a actos de acoso o agresión sexual, son algunas de las medidas que en otros países se han puesto en práctica contra las diferentes facetas de este drama", citó la publicación.

"Pero en Cuba esas son utopías. Mientras el estado relegue a planos secundarios ese fenómeno, cada mujer que ande sola por una calle o carretera cubana sigue siendo, más que una mujer, la potencial víctima de un violento o un acosador. Virgen Martínez, lamentablemente, puede que no sea la última", concluyó.