Domingo, 1 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
SALUD

Profesionales kenianos acusan a médicos cubanos de 'incompetencia'

Médicos cubanos en una instrucción en Nairobi el 11 de junio de 2018. (AFP)

Médicos de Kenia han acusado de "incompetencia" a sus homólogos cubanos desplegados en varios condados desde junio del año pasado, lo que ha avivado una disputa sobre su contratación, latente desde que llegaron a ese país africano, precisó el diario local Sunday Nation.

El medio citó este domingo un memorándum del 7 de agosto de 2019 de la secretaria de Salud, Susan Mochache, dirigido a los superintendentes médicos, los jefes de los centros de salud del condado.

En este documento, Mochache instó a unir a cubanos y kenianos para que reciban "tutoría... para obtener el beneficio completo del programa de médicos cubanos", dando crédito a las inquietudes planteadas anteriormente por los profesionales locales, quienes se opusieron a la contratación de los galenos de la Isla.

Fuentes señaladas por Sunday Nation se refirieron a "cada vez más casos de incompetencia que se informan al Consejo de Médicos y Dentistas de Kenia (KMPDB)".

Puso el ejemplo de un cirujano de la Isla en Turkana que ha sido dado de baja por la junta, mientras que en Eldoret, otro médico cubano fue denunciado por referir casos "menores" como infecciones del tracto urinario a sus contrapartes de Kenia.

"El ministerio quiere encubrir su incompetencia; asegurándose de que haya un médico keniano disponible para intervenir cuando haya un problema", dijo una fuente familiarizada con las discusiones sobre el grupo de médicos de WhatsApp.

El director ejecutivo de KMPDB, Daniel Yumbya, se negó a responder preguntas al respecto del medio local, al que remitió a la secretaria principal.

"No hago comentarios sobre el tema de los médicos cubanos, nunca lo he hecho y nunca lo haré", dijo.

La oficina de comunicaciones del Ministerio de Salud declaró a Sunday Nation que se suponía que la directiva debía funcionar al revés: los médicos cubanos deben ser mentores de sus homólogos de Kenia.

"Los cubanos han estado aquí tratando pacientes, pero no han estado transfiriendo el conocimiento a los kenianos; entonces escribimos esa circular para asegurar que eso suceda", precisó en un comunicado.

El Ministerio de Salud acusó previamente a los superintendentes médicos kenianos de ser un obstáculo para el acuerdo con Cuba. Señalaron a los médicos de Kenia de no estar "aprovechando al máximo el recurso que son los médicos extranjeros".

Opiniones encontradas

En algunos condados como Kisumu, Kisii, Nyamira y Kitui, los residentes han elogiado el trabajo de los médicos cubanos, mientras que en otras localidades se han registrado acusaciones de "incompetencia".

Hasta la fecha, el Gobierno no ha hecho públicos los detalles del acuerdo entre Nairobi y La Habana, según el diario local. El año pasado, la secretaria del gabinete de salud, Sicily Kariuki, dijo que se trataba de un acuerdo bilateral "que no se puede compartir totalmente de forma pública".

Las críticas al pacto no han dejado de sucederse. La semana pasada, Daily Nation también informó que los 48 médicos de Kenia que están estudiando en Cuba un curso de medicina general integral financiado por Nairobi, podrían enfrentar obstáculos para ejercer la profesión de forma inmediata a su regreso al país. Los estudiantes fueron informados de que tendrán que realizar un año adicional de disciplinas quirúrgicas para cumplir con los estándares establecidos en los programas kenianos.

Este mismo año, en marzo, KMPDP exigió la terminación inmediata del programa de capacitación en Cuba en una declaración en la que afirmó que no ha sido beneficioso para los galenos kenianos.

Declaró en un comunicado que el acuerdo entre La Habana y Nairobi ha dejado a los médicos de su país en una "situación vulnerable, frustrada y en condiciones deplorables".

La declaración de la agrupación médica se dio a raíz de la muerte del Dr. Hamisi Ali Juma, quien falleció en circunstancias poco claras en La Habana.

Hamisi, hermano del diputado Likoni Mishi Mboko, estaba entre los 50 médicos kenianos que estudiaban en La Habana, cuyo grupo exigió en meses anteriores el pago de su estipendio íntegro y se quejó de las condiciones en las que residían en la Isla.

Las autoridades cubanas hicieron un acuerdo con las de Kenia comprometiéndose a encargarse del alojamiento y la alimentación de los estudiantes a cambio de un 75% del pago de ese estipendio.

En abril pasado el secuestro de dos médicos cubanos en la frontera de Kenia con Somalia complicó el panorama de la "colaboración" en salud entre ambos gobiernos.Los profesionales de la Isla fueron enviados a Kenia en junio del año pasado. Allí se encuentran 101 galenos que en estos momentos realizan su labor en la mayor parte del país africano.