Sábado, 12 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Emigración

Hasta agosto, 5.371 emigrantes cubanos solicitaron refugio en México

Emigrantes en Tapachula, Chiapas. (EFE)

Las autoridades migratorias de México admitieron solicitudes de refugio de 5.371 emigrantes cubanos en los primeros ocho meses de 2019, informó la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Hasta agosto de 2019, 48.254 migrantes de países de todo el mundo habían solicitado refugio en ese país.

Solamente en el octavo mes del año, el Gobierno mexicano admitió a trámite 8.178 solicitantes, la segunda cifra más alta del año, tras los 8.613 que se registraron en julio.

El acumulado de enero a agosto de este año es 3,3 veces mayor al del cierre de agosto del año pasado, cuando la COMAR registró 14.562 solicitantes con condición de refugiado, reportó EFE.

Los cubanos se ubicaron en el tercer puesto entre los solicitantes de refugio, por detrás de los hondureños (23.064 solicitudes) y salvadoreños (6.671), pero por delante de los venezolanos (4.882), haitianos (2.876), guatemaltecos (2.361), nicaragüenses (1.722), colombianos (336), brasileños (290), chilenos (189) y 492 de otros países diversos.

El titular de la COMAR, Andrés Ramírez, apuntó en un mensaje en la red social Twitter que la mitad de los solicitantes de refugio provienen de Honduras, con el 48,8%, mientras que el 13,8% es de El Salvador, el 11,13% de Cuba y de Guatemala sólo el 4,9%.

El 60,7% de las solicitudes de refugio se recibieron en la delegación de la COMAR de Tapachula, en el estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

Sobre los migrantes extracontinentales que solicitaron condición de refugiado en México, 131 son de países africanos: 46 de Uganda, 31 de Camerún, 30 de Ghana y 24 de Angola.

Otros 36 solicitantes provienen de 13 países de Europa y el número mayor corresponde a la Federación Rusa, con 22. En tanto, de Asia hay 55 solicitantes de 14 países, la mayoría de Sri Lanka y de la India, que suman 13 entre ambos.

La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar con el objetivo de cruzar el país para llegar a Estados Unidos.

A inicios de junio de este año, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que Washington impusiera aranceles a los productos provenientes de su vecino del sur.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador, y se contrató a más personal migratorio.

El Gobierno de México informó la semana pasada que, a raíz del acuerdo por el cual se desplegó la Guardia Nacional en las fronteras, se redujo el flujo migratorio un 56%.

Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM), en el periodo de enero a septiembre México deportó a 106.552 indocumentados.