Domingo, 13 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
cine

El rodaje de la película de Olivier Assayas sobre los cinco espías comenzará en Cuba en febrero

Penélope Cruz y Gael García Bernal, protagonistas del filme. (EL INFORMADOR)

Wasp Network (Red Avispa), el filme dirigido por el realizador francés Olivier Assayas y basado en el libro The Last Soldier of the Cold War, de Fernando Morais, que narra la historia real de los cinco espías cubanos en Miami que deben desmantelar una célula anticastrista, comenzará a rodarse en febrero, indicó el diario El Universal.

Los protagónicos de la película estarán a cargo de Penélope CruzGael García Bernal y Edgar Ramírez.

Acerca de su preparación para el inicio del rodaje, indicó Assayas: "Seguramente cada uno está tomando clases de acento en sus respectivos lugares. Aún no se han encontrado para ensayar y, seguramente, lo harán a principios de año, pues filmaremos en Cuba en febrero. Estoy emocionado de trabajar con grandes actores a los que siempre he admirado", expresó Assayas en una entrevista.

El director sólo había trabajado en 2010 con Edgar Ramírez en Carlos, filme inspirado en el terrorista venezolano Carlos "El Chacal"; a García Bernal y a Penélope Cruz los dirigirá por primera vez. Al elenco se suman el actor brasileño Wagner Moura y el chileno Pedro Pascal.

"Es una historia con un ángulo muy periodístico, muy compleja y el autor describe a grandes detalles lo que plantea. Utilicé muchos de los hechos que se cuentan en el libro y por eso elegí a esos actores, en función de que sé que van a conectar con cada parte de la historia, en que sé que entre ellos va a haber gran química y que van a encontrar lo necesario para contar esta historia", detalló.

Edgar Ramírez interpretará a René González, espía cubano que pasó 12 años en prisión en EEUU; Penélope Cruz encarnará a Olga, esposa del personaje de Ramírez, y Gael García será Manuel Viramontes, el líder de los espías.

Assayas, quien promueve su filme Non Fiction en el Festival de Cine de Morelia (FICM), comentó que lo más difícil de filmar en Cuba son "básicamente dos cosas. Una, el internet, ellos no tienen internet y eso hace el filmar todo un reto. El otro aspecto fue conseguir la autorización para filmar ahí, ya que esto es parte de su historia moderna y eso siempre genera ruido, más cuando se aparece un director francés y dice que quiere contar su historia", remató.