Lunes, 11 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
Poesía

'Un país que no lee su poesía está muerto'. Kozer presenta nuevo poemario en Madrid

José Kozer. (UAPRESSBLOG.WORDPRESS.COM)

El poeta cubano José Kozer llega a Madrid con su último poemario: Imago Mundi I (Ay del Seis, 2018). El autor presentará el libro este viernes 26 de octubre, acompañado de Francisco Layna Ranz, en la librería Iberoamericana de la capital española.

Imago Mundi I es un "libro para leer cerca de alguna ventana, que se vea bien la mano maestra que mece el poema", escribió Layna Ranz en la nota que acompaña al libro, a la venta en Amazon.

José Kozer (La Habana, 1940), quien vive en La Florida tras jubilarse de 32 años de enseñanza universitaria en Queens College, CUNY, Nueva York, es autor de un centenar de libros. Ha recibido el Premio Pablo Neruda (2013) y Montgomery Fellow por Dartmouth University (2016). Es colaborador de DIARIO DE CUBA en nuestra sección De Leer.

Kozer se sabe más conocido y leído en América Latina que en España, así lo confesó recientemente en conversación con Victoria M. Niño en El Norte de Castilla

"Los señores de la poesía de la experiencia, Chus Visor y compañía, crearon unas divisorias en los 90 que antes no existían", explica Kozer. "Estos poetas, muy politizados, levantaron unos Pirineos altísimos. Y aún no sé la razón, pero eso hizo que me dejaran de invitar en España. ¿De qué tienen miedo?", cuestiona el poeta cubano de origen judío. "A los escritores hay que juzgarles por su obra literaria. Me gusta la literatura de Céline, pero era un ser humano repugnante, antisemita, como Dostoievski o Quevedo, que me encanta como poeta", señala.

Este distanciamiento también se extiende a los jurados de los premios. "Recientemente supe que era candidato al Cervantes; como todo acto humano es un premio que ha señalado a excelentes autores con Guillén a la cabeza y a otros que no lo son tanto. En seguida me descartaron, pero ¿cómo pueden juzgar mi poesía dos miembros del jurado que son novelistas y no saben nada de mi obra?", se pregunta Kozer.

Reacio a las etiquetas, este prolífico escritor cree que "no existe eso de la poesía difícil, es una falacia", dice. 

"Se ha creado ese mito de que hay poeta ilegibles que son demasiado abstractos para que el pueblo los entienda. A mí me meten en ese saco. Yo no admito conceptos como el pueblo o la gente. Sí concibo un acto de comunicación regido por el respeto humano y el intento de entenderse. Ahora está todo en contra, la gente está olvidando leer y escribir. Hay un presidente en Estados Unidos que utiliza Twitter para demostrar su falta de ideas. Todo eso destruye lo único que tiene el ser humano, lo que nos permite comunicarnos, el lenguaje", opina.

Para Kozer, "un país que pierde la poesía, pierde todo, su capacidad para el misterio, para la extrañeza ante lo nuevo que todos debemos sentir, para entender lo sibilino. Un país que no lee su poesía está muerto".

La presentación será este viernes 26, a las 7:30 pm, en la librería Iberoamericana (calle Huertas, 40). Sigue el evento en Facebook.

Más información

3 comentarios

Imagen de José Prats Sariol

Lástima no estar esta noche en Madrid, para festejar el acontecimiento. Mal que le pese a muchos lémures, José Kozer es uno de los más fuertes poetas de habla hispana en 2018. Bienvenido su nuevo cuaderno.

Imagen de Shutruk Nahunte

La poesía sí que representa a la Cultura de un país, como lo hace toda la Literatura. A través de la misma un poeta manifiesta su mundo más íntimo y su relación con todo lo que le rodea, por tanto se comunica con todos los tiempos y realidades por las que ha transitado; ¿en compañía de qué? ¿acaso de él solamente...? - no, lo hace acompañado por su tradición y de todo lo que ha tocado... La referencia a la muerte de una Cultura que hace Kozer, un buen poeta por lo que he leído y me parece que una buena persona también, probablemente parte de la reflexión de don Fernando Ortíz (considerado como otro de nuestros descubridores, de los cubanos se entiende) que afirmaba que aquel pueblo que no se conoce, está en trance de perecer. Y una de las formas de conocerse un pueblo es estudiando a sus poetas y por extensión escritores. Tiene por tanto toda la razón el señor Kozer al reconocerlo así, y no creo que le haga falta venderse, porque un buen poeta no necesita de ello para nada -de su venta-, puesto que saben todos que apenas se compra y lee poesía hoy en día y por tanto ni lo intentan, y finalmente porque la jubilación de Kozer -que ni sé a cuánto asciende ni me interesa- con más de treinta años como docente universitario, le alcanza y sobra para lo que le queda de vida, que ojalá y sea mucho.

Imagen de James Jesus Angleton

La poesía no es del país, sino de los poetas. Bonita manera de venderla con amenza (ficticia) de muerte.