Miércoles, 13 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Música

Willy Chirino: 'La palabra libertad no podría faltar en un dúo entre un cubano de aquí y uno de allá'

Willy Chirino. (CUBANOTI)

Para Willy Chirino el 20 de Mayo debe ser conmemorado como lo que es: la fecha que marca la independencia de Cuba, pero también un recordatorio de que por más de medio siglo la dictadura instalada en la Isla ha mutilado su historia.

"Fue el día en el que Cuba se declaró un país libre y soberano, y eso es algo importantísimo para todos los cubanos. Tiene el mismo significado que el 4 de Julio para EEUU", dijo el cantautor en entrevista con Diario Las Américas.

"Han tratado de tergiversar la historia obviando todo lo que no tenga que ver con esa revolución. Pero el cubano que conoce la verdadera historia, sabe que no es así como ellos lo han contado", explicó.

Y esa táctica de desvirtuar los hechos históricos también se extendió a las manifestaciones artísticas hasta llegar a la música, algo que no le es ajeno al intérprete de "Ya viene llegando", cuyas canciones contestatarias o no, aún están vetadas en su tierra natal.

Sin embargo, más que la propia censura, a Chirino le preocupa que se haya amputado la historia musical de la Isla, que ha entregado al mundo figuras de la talla de Ernesto Lecuona o Celia Cruz.

"Si se le preguntaba en los 90 a un músico cubano si conocía a Celia Cruz, decía que no sabía quién era. Es algo insólito que los cubanos de allá no conocieran a la embajadora musical más grande que Cuba ha tenido, simplemente porque decidió salir del país. A Ernesto Lecuona, que es uno de los compositores más extraordinarios de todos los tiempos, el cubano de esa época no lo conocía", expuso.

"Ahora, a través de las redes sociales, porque Cuba se ha abierto un poco, han conocido sobre eso. Pero en realidad es muy triste que no se conozcan los logros de esos cubanos antes de la revolución, que ellos trataron tan fuertemente de obviar", agregó.

El músico, que se presentará el sábado 15 de junio en el teatro The Fillmore, en Miami Beach, adelantó que ya finalizó lo que será su próximo disco y solo están esperando "el momento ideal para lanzarlo".

De ese material discográfico se desprende el sencillo "Para mi viejo", que dedica a su padre y con el que se pueden identificar todos los padres y abuelos.

La canción ya está disponible en las plataformas digitales.

Aunque reconoció que Cuba continúa exportando talento musical, también señaló que sus convicciones le impiden trabajar con esos exponentes que "nadan en las dos aguas".

"A mí me disgustaría muchísimo que yo hiciera un dúo con un cubano de allá, de estos de los que pretenden nadar en las dos aguas, que por cierto son muy talentosos, no les estoy quitando el mérito, y que después de que yo cante con ellos, se suban en la tarima antiimperialista en Cuba o saluden a Díaz-Canel en un concierto, eso me disgustaría muchísimo", manifestó.

De hecho, antes de ni pensar en grabar con algunos de estos nuevos artistas, hay algo que debe quedar muy claro.

"He recibido a muchos artistas nuevos en mi casa y lo primero que les pregunto es si tienen algún vínculo con el gobierno cubano. Todos me dicen que no, pero a la misma vez, ese 'no', no convence. Como ellos viven allá, tienen que regirse por unos parámetros que no son los míos", contó.

Pero pudiera ser posible una colaboración, siempre que ésta incluya una palabra que considera elemental en una canción concebida entre cubanos de ambas orillas: libertad.

"Tendríamos que buscar un punto en el que estuviéramos de acuerdo. Por ejemplo, la palabra libertad no podría faltar en un dúo entre un cubano de aquí y uno de allá. Si alguno de ellos está dispuesto a hacer una canción así conmigo, yo lo haría, porque considero que hay mucho talento, gente que admiro y respeto artísticamente y me encanta su música y la escucho", indicó.

El salsero, que llegó a EEUU a los 14 años, durante el éxodo de niños conocido como Operación Pedro Pan, hoy convertido en un icono del exilio cubano que ansía ver a Cuba como un país democrático, recordó el sacrificio de su padre para que él viviera otra realidad.

"Mi padre me sacó de Cuba con el propósito de que yo fuera un hombre libre. Yo soy un hombre libre, no me someto a ningún gobierno ni entidad, sino a mis convicciones", dijo.

Además, resaltó que como cubano no logra ser imparcial en la política.

"No se puede ser cubano y ser apolítico. No tengo otro remedio que no sea tener fuertes convicciones políticas, como deben tener y expresar los cubanos de aquí y de allá. Y es lamentable que la mayoría de los que viven en la Isla no lo hablen", concluyó.

1 comentario

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

"A mí me disgustaría muchísimo que yo hiciera un dúo con un cubano de allá [...] y que después de que yo cante con ellos [...] saluden a Díaz-Canel en un concierto". Más claro ni el agua: está loco por cantar con Gente de Zona.