Lunes, 9 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Sociedad

El Taller de Línea y 18: de estación de tranvías y fábrica, a feria de artesanía

Interior del futuro recinto ferial. (ACN)

Autoridades de La Habana han informado que el antiguo Taller de Línea y 18, ubicado en esa intersección del Vedado capitalino, será convertido en un recinto ferial para la venta de artesanías y productos del estatal Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).

El sitio, que según aseguran los inversionistas debe inaugurarse en su mayor parte en noviembre, en saludo a los 500 años de La Habana, será administrado por esa entidad del Ministerio de Cultura cubano, dedicada a la comercialización de obras de artistas plásticos y artesanos.

Cuando esté finalizado, contará con áreas para ferias y exposiciones, cafeterías, restaurantes, una sala de protocolo y otra de conferencias, espacios para cine, teatro y conciertos de pequeño formato.

La especialista en inversiones Jacqueline Ruiz dijo a la Agencia Cubana de Noticias que la obra tendrá dos naves expositivas y servicios complementarios de baños, tiendas y cafeterías.

Según Ruiz, la idea es habilitar allí un recinto ferial propio del FCBC, reconstruyendo una instalación que ha estado en ruinas por mucho tiempo, a la que se le deben agregar "nuevos elementos de diseño que se integren a su estilo de arquitectura industrial".

En este momento, la obra se encuentra en plena restauración de las paredes de ladrillo a cara vista, como originalmente era el edificio; enchapes de muros con tabletas de barro cocido y se restauran las columnas y vigas de acero.

El recinto ferial será parte del proyecto denominado Corredor Cultural de Línea, a cargo de la arquitecta cubana Vilma Bartolomé, del Colectivo Espacios y de la Empresa de Proyectos y Servicios de Ingeniería de la Cultura (ATRIO), que pretende revitalizar esa arteria capitalina.

En diciembre de este año, debe recibir la sede de la Feria Internacional de Artesanía FIART 2019, que hasta el momento se celebraba en Pabexpo, el recinto ferial del Palacio de Convenciones, en el municipio Playa.

La nueva instalación de Línea y 18 contará al ser terminada con más de 10.000 metros cuadrados de superficie y estará en su totalidad bajo la administración del FCBC.

El Taller de Línea y 18 fue inaugurado en 1907 y era conocido entonces como la estación de tranvías El Carmelo. Posteriormente, se transformó en paradero de autobuses.

Tras la revolución, se convirtió en una fábrica de ómnibus y, con el arribo del "Periodo Especial", en planta de montaje de bicicletas chinas, hasta que en 2002, a causa de un incendio, quedó inhabilitado.