Lunes, 9 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Moda

La marca de ropa cubana Clandestina abre tiendas en Nueva York y Washington

Desfile de moda de Clandestina. (EFE)

La marca de ropa Clandestina, la primera casa de moda independiente que abrió en Cuba, mostrará a Estados Unidos el espíritu de sus creaciones con una tienda temporal que abre este martes en Nueva York, donde además celebrará talleres, paneles y presentaciones de arte, y otra simultánea en Washington DC.

"Estamos encantados de mostrar por primera vez lo que es ser una marca cubana contemporánea que habla a una audiencia global", dijo en un comunicado una de sus fundadoras, Idania Del Río, quien destacó el "enorme talento" que hay en la Isla, especialmente el de los jóvenes "que ven el mundo de una manera diferente".

"Orgullosa de ser la primera marca de moda independiente que emerge del país caribeño", Clandestina ofrecerá sus productos y también eventos creativos en una tienda "pop-up" (efímera) situada en un espacio multidisciplinario de Brooklyn destinado a abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En ese sentido, el colectivo que integra la firma explicó en la nota que cree en una industria de la moda más sostenible, y que todos los materiales que obtienen en los mercados de segunda mano los recuperan, reciclan y reutilizan.

En su página web, la firma anunció su primera incursión temporal en EEUU y animó a ir a la tienda de Nueva York, que permanecerá abierta veinte días, a comprar y disfrutar de diferentes actividades, entre ellas llevar prendas para que los artistas las personalicen.

Las camisetas y bolsos de la marca muestran el humor, la suspicacia y "el resolver" como forma de vida, y sus lemas tienen "una conexión muy fuerte con el espíritu cubano": "Nada es Perfecto", "Resistir y Vencer" y "Se Acabó el Drama" son frases populares junto con "Actually, I'm in Havana".

"Como marca de moda de un país socialista entendemos que la moda no es una necesidad, es una expresión", indicó Leire Fernández, también fundadora de Clandestina.

"Creemos que las empresas pueden volverse sostenibles porque eso es lo que la gente en Cuba ha estado haciendo durante muchos años, casi sin recursos. Y el resultado es una cultura viva, llena de personas creativas", agregó.

La firma, que opera a nivel mundial desde 2017 y vende en su tienda en La Habana, en comercios minoristas del extranjero y por internet, presentó el pasado noviembre su colección "País en Construcción" en el Museo Nacional de Bellas Artes en la capital de la Isla, en colaboración con Google Cuba.

Clandestina ofrecerá sus creaciones en The Canvas by Querencia Studio, en Brooklyn, Nueva York, hasta el 24 de junio, y tendrá a su vez un pop-up temporal en Washington DC del 17 al 19 de junio en el espacio Dacha Beer Garden.