Martes, 15 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Literatura

Por vez primera Lorenzo García Vega recibe un homenaje póstumo en La Habana

Presentación del volumen. (RIALTA AC/FACEBOOK)
Asistentes a la presentación. (RIALTA AC/FACEBOOK)

El escritor origenista Lorenzo García Vega regresó a La Habana de la mejor manera. El proyecto Artista x Artista de Carlos Garaicoa, y Ediciones Rialta, editorial cubana fundada en México, se confabularon para rendirle homenaje a este gran escritor y presentar por vez primera en Cuba su ensayo autobiográfico Los Años de Orígenes.

La presentación fue presidida por el profesor e investigador Carlos Aníbal Alonso, director general del proyecto Rialta, Enrique Saínz, crítico y ensayista literario de reconocida trayectoria dentro de la Academia cubana, y Juan Manuel Tabío, ensayista y editor de Ediciones Rialta.

Aníbal Alonso, en sus palabras iniciales, significó el hecho de poder celebrar por vez primera en Cuba un homenaje a un escritor como García Vega y presentar en la Habana Los Años de Orígenes, así como una muestra de otros títulos del proyecto editorial surgido hace tan solo tres años en el estado mexicano de Querétaro.

Lamentó además la ausencia, debido a que las autoridades le prohibieron la entrada al país, del ensayista y crítico Jorge Luis Arcos, uno de los especialistas en la obra de García Vega.

En sus palabras dio a conocer el perfil de la editorial, que publica libros de ensayo, literatura y poesía latinoamericana, especialmente de autores cubanos.

Por su parte, Juan Manuel Tabío invitó a leer y estudiar la obra de García Vega, "muchas veces poco valorada y desconocida dentro de Cuba", y leyó un breve mensaje que para la ocasión enviara Arcos, donde asegura que podrá, en algún momento, volver a La Habana para seguir recordando a escritores de la talla de García Vega.

De los panelistas era Enrique Saínz quien había conocido a Lorenzo García Vega en 1967, un año antes de que el escritor abandonara Cuba.

En su intervención, Saínz recordó que García Vega le habló por aquellos años de escritores que él, un recién graduado de Letras, desconocía. Lo describió como un hombre más bien callado, que no buscaba el reconocimiento ni la fama y que leía de manera voraz.

García Vega había leído más de una vez los siete tomos de En busca del tiempo perdido, del escritor francés Marcel Proust. Por esta obra, dice Saínz, García Vega sentía "una gran admiración".

De igual modo, Saínz criticó a aquellos que en los círculos intelectuales de la Isla han desdeñado la obra del escritor origenista: "Algunos bobitos desprecian por ahí su obra y yo les he preguntado dónde está la suya para hablar tan a la ligera de un escritor de alta valía como García Vega", apuntó.

A una pregunta del público sobre los intentos de publicar Los Años de Orígenes en Cuba, el panel respondió que los mayores esfuerzos han sido realizados por la poeta Reina María Rodríguez, pero hasta ahora no ha sido posible, debido en parte a que en esta obra "hay muchos cuestionamientos, críticas a la realidad social y al sistema político de la Isla que han hecho imposible su publicación", explicó Saínz.

Al término de la velada se distribuyeron de manera gratuita 20 ejemplares de Los Años de Orígenes y otros títulos de Ediciones Rialta.