Sábado, 23 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Poesía

El sexo de las plantas

(PINTEREST/ ALBARRAN CABRERA)

 

He deseado

hace un instante

romperme

debajo

de una lluvia fría.

 

He querido

derramarme

sobre la tierra húmeda.

Rodearme de flores,

cerrar los ojos, abrir la boca

mientras el cielo se vacía

sobre mi cabeza enamorada,

sobre mi vientre

hambriento.

 

He tratado de imitar

el sexo de las plantas,

de hacer el amor

al compás del cactus,

de abrirme toda al sol,

de hincharme de viento,

de beber

todo el rocío.

He querido

clavarme a un árbol y sentir

el beso de un pájaro,

la angustia de la raíz inmóvil

galopante de un sueño

subterráneo.

 


Margarita Pintado nació en Bayamón, Puerto Rico, en 1981. Ha publicado los libros de poemas Ficción de venado (La Secta de los Perros, San Juan, 2012) y Una muchacha que se parece a mí (Premio de Poesía del Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan, 2016). Este poema pertenece a un libro inédito.