Martes, 7 de Abril de 2020
Última actualización: 16:47 CET
LUCHA

Whittaker gana la guerra a Romero en una batalla llena de polémica, sangre y 'fuego'

Romero vs Whittaker en Chicago. (GETTY)
Yoel Romero y Robert Whittaker en el UFC. (AP)

Robert Whittaker y Yoel Romero habían prometido una guerra y la ofrecieron el sábado a partir del tercer asalto de su pelea en el UFC pactada en Chicago a pesar de que no lucharon por el título.

"Diez minutos de armisticio y quince de hostilidades. El público rugía, la revancha no desmerecía... hasta las cartulinas. La victoria fue para Robert Whittaker a los puntos, reteniendo el cinturón. La polémica estaba servida", así resume el combate el diario AS.

El cubano tuvo en su mano el KO en varias ocasiones, pero solo la experiencia y dureza del campeón se lo impidieron. Romero regaló dos asaltos, pero se lo mereció en los otros tres. No lo vieron así los jueces, que quizá castigaron su fallo en la báscula el día anterior por segunda pelea consecutiva.

De un modo u otro, Whittaker y Romero repitieron la historia: el australiano es campeón tras un combate épico, destaca el medio deportivo.

Robert Whittaker salió a mandar. Muy activo, varió sus golpeos y Romero se dedicó los dos primeros asaltos a defenderse. Se llevó castigo, pero nunca evidenció sentirlo. En el tercero todo pudo cambiar. Romero dio un paso al frente y encontró una mano que tumbó al campeón. Whittaker se levantó y tiró de experiencia para aguantar y recuperar. Cualquiera podría haber sido noqueado. Romero dañaba a Whittaker con sus puños. Este, al cubano, con sus codos y piernas.

Se tomaron tres minutos del cuarto asalto y se batieron en duelo, como en las películas del oeste, hasta que sonó la bocina. Uno enfrente del otro. Mano a mano... y Romero volvió a hacer daño al campeón, que aguantó, describe AS.

Máxima igualdad ante un asalto frenético que restaba. Derecha de Yoel Romero y Whittaker se fue al suelo. No pudo levantarse, estaba flotando, pero aguantó (…) Supo dormir el pleito hasta que el árbitro le quitó al cubano de encima. Quedaban 30 segundos y ya no daba tiempo a más. Todo quedaba en manos de los jueces, el resultado parecía claro... o no tanto.

Whittaker volvió a ganarle la guerra al 'Soldado de Dios', esta vez de manera más injusta, aunque lo que cuentan son las victorias, no el modo. El australiano vence 2-0 en su batalla particular al cubano.

De acuerdo con El Nuevo Herald, al final dos jueces vieron ganar al campeón y uno al retador, pero los aficionados en Chicago y todo el mundo quedaron complacidos después de varios eventos de Pago Por Ver que no llenaron las expectativas.

"Whittaker peleó con una mano fracturada y Romero con un ojo semicerrado. Ninguno de los dos dejó nada guardado, la entrega resultó extrema, total", añade.

Recuerda que a la pelea del sábado se llegó con el eco del primer combate y el drama de la libra de más del cubano en el pesaje. "Una tercera cita debe ser ordenada por los altos poderes de la UFC. Sin excusa ni pretexto", concluye.

2 comentarios

Imagen de Anónimo

Al cubano ya le estaban robando desde el pasaje por que no le dieron el tiempo necesario despues de la báscula para eliminar esa libra demas el tienes una segunda oportunidad de pesaje pero no le dieron el tiempo reglamentario y el se quejaba de eso pero no obstante a eso demostró ser mejor que Whittaker y lo puso en malas condiciones varias veces para mi es el ganador indiscutible.

Imagen de Anónimo

Que clase de combate! Yo sin fanatismo de ningun tipo vi ganar tambien al cubanol. Entiendo que Romero se estaba reservando para el final pero los dos primeros asaltos, sobretodo el primero fue demasiado lento, demasiado cuidadoso, eso parece ser que le costo la victoria pero repito que yo tambien lo vi ganar.