Viernes, 15 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
béisbol

Alfredo Despaigne dice que no participará en los 'refuerzos' de la pelota cubana y se confiesa agotado

Alfredo Despaigne. (AP)

El toletero cubano Alfredo Despaigne, actualmente contratado en la Liga Profesional de Béisbol de Japón con el Fukuoka SoftBank Hawks, declaró este sábado en su perfil de Facebook que no participará en los 'refuerzos' de la pelota cubana, tras ser escogido sin su consentimiento para participar en la segunda fase de la LVIII Serie Nacional de Béisbol, la cual se iniciará el venidero día 25 de octubre.

Los directivos de la Dirección Nacional de Béisbol informaron durante esa selección, transmitida en vivo a través de la televisión cubana, que, tras pedirse los cinco refuerzos reglamentarios para cada uno de los ocho equipos finalistas, en una sexta ronda se podía seleccionar también a cualquiera de los seis peloteros que se desempeñan en estos momentos en la Liga Profesional de Japón.

Alfredo Despaigne fue escogido como refuerzo del equipo de Villa Clara.

El jugador granmense confesó en su mensaje la sorpresa que supuso saber la noticia: "Nos acabamos de levantar aquí en Japón y me entero de la noticia de que estamos de refuerzo."

Despaigne indicó su comprensión de que se trata de "nuestra pelota" y de que "el público nos quiere ver jugando en Cuba", pero subrayó que "antes que todo está la salud y el rendimiento".

"Nosotros nos pasamos desde febrero hasta noviembre jugando pelota todos los días y al 100% y es un béisbol súper más difícil y más excitante que el nuestro allá", relató acerca de su incursión en la Liga Profesional japonesa.

Despaigne refirió que esa elección se produjo "sin contar con nosotros, sin saber cómo estamos físicamente". Señaló que "en mi caso me he lesionado tres veces y nadie sabe eso, que jugamos con dolor por la falta de descanso."

"No creo que sea justo después de un año de pelota acá ir para Cuba a jugar en otra provincia fuera de la familia, de los hijos, sin descanso", lamentó. "También pienso que Villa Clara quiere ganar con nuestra ayuda, pero creo que para quedar mal con el público, con la dirección del equipo, mejor no nos pidieran de refuezo, porque a finales de enero tenemos que venir para acá de nuevo al campo de entrenamiento, que empieza el 2 de febrero."

"Por lo tanto llámense a conciencia nuestros jefes, que si seguimos así a la Olimpiada no llegamos ninguno de los que estamos aquí", señaló.

A continuación, Despaigne mencionó el estado de otros cubanos que juegan contratados en Japón: "(Yurisbel) Gracial fue a los Centroamericanos con los dedos fracturados que no se habían recuperado" y "(Omar) Moinelo tiene constantemente fatiga en el brazo, yo dolores constantes en las rodillas, y así tenemos que jugar."

"Por mi parte, no jugaré cueste lo que cueste y piensen lo que piensen", concluyó.

Despaigne firmó un contrato en 2014 de 16 millones de dólares por tres temporadas, el más alto en la historia firmado por un jugador cubano residente en la Isla, con el Fukuoka SoftBank Hawks, de la Liga Profesional de Béisbol de Japón. Su contrato fue renovado posteriormente. El INDER se queda con parte importante de ese dinero.