Domingo, 15 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Béisbol de Grandes Ligas

La primavera de los cubanos: Balaguert, Estévez, Romero, Rodríguez y Gutiérrez

Omar Estévez. (ZIMBIO)

Con nuevas esperanzas y su puesto de regular casi asegurado con los Rayos de Tampa, el villaclareño Yandy Díaz se convirtió en el primer cubano nacido en la Isla en debutar en los entrenamientos de primavera de 2019. Desde entonces, 41 cubanos más han saltado a la grama con sus respectivas organizaciones. Son siete más que en 2018, cuando 35 de ellos intervinieron en la primera semana.

Sin embargo, el número más interesante es este: hay 16 nacidos en Cuba menores de 25 años intentando abrirse paso en el show. Y del total (42), el 73.8% (31) todavía no han llegado a los 30 años.

Junto a esa gran noticia, también vale apreciar el impacto que han tenido algunos de los 11 jugadores mayores de 30 años. José Abreu (15.9 fWAR) y Yoenis Céspedes (15.6 fWAR) se han incluido entre los primeros 50 bateadores con mejor WAR desde 2014, según FanGraphs, y Aroldis Chapman sigue siendo uno de los cerradores más dominantes y respetados del juego.

Junto a ellos, Yulieski GurrielKendrys MoralesYonder AlonsoYasmani Grandal han desempeñado carreras con destellos para el recuerdo, abriéndoles camino a las nuevas generaciones.

A partir de hoy, DIARIO DE CUBA comienza una serie para presentar la perspectiva y los retos de los nacidos en la Isla en este entrenamiento de primavera de 2019.

42. Yasiel Balaguert, jardinero, Cachorros de Chicago

Edad: 26 Batea/Tira: D/D Talla y peso: 6' 2" / 215

Ver a Balaguert en el entrenamiento de primavera es una excelente noticia, sobre todo porque se puede apreciar que los Cachorros aún quieren ver más del cubano. Sin embargo, el reto es gigantesco. 2019 será un año en el que demostrar en las Menores que puede ser un jardinero de Grandes Ligas. En este sentido, su disciplina al plato está dejando mucho que desear: su BABIP ha bajado de .306 en Doble-A durante 2016, a .259 en la campaña de 2018.

41. Omar Estévez, 2B, Los Ángeles Dodgers (Menores)

Edad: 21 Batea/Tira: D/D Talla y peso: 5' 10" / 197

El interés de los Dodgers no fue obra de la casualidad, ya que el chico que acaba de cumplir 21 años (el jugador cubano más joven en esta primavera) se ha ganado la promoción. Ya se sabía del poder de su brazo y su velocidad, pero aún había ciertas dudas sobre si podía batear con soltura. Sin embargo, he aquí una muestra de su temporada de 2018 en clase A+: 15 jonrones, 84 remolcadas y un slugging de .456, récord personal en su carrera. ¿Su siguiente desafío? Buscar más contacto, pues su tasa de strikeouts se elevó en 2018 a 23.9%.

40. Luis Miguel Romero, pitcher, Atléticos de Oakland (Menores)

Edad: 24 Batea/Tira: D/D Talla y peso: 6' 2" / 180

El derecho guantanamero llegó a 2019 con notas positivas, tras ponchar a 33 bateadores en 30 innings en Doble-A. No fue su mejor tasa (9.9) de ponches por cada nueve entradas, pero sí la mayor muestra de innings. No obstante, su 6.00 ERA y el 25.3% de líneas recibidas demuestran que su slider y el cambio de velocidad todavía no son lo suficientemente buenos como para secundar su bola rápida.

39. Alfredo Rodríguez, SS, Rojos de Cincinnati (Menores)

Edad: 24 Batea/Tira: D/D Talla y peso: 6' 0" / 190

En 2016, cuando los Rojos de Cincinnati firmaron al torpedero capitalino, creyeron que viviría todo el tiempo de sus habilidades defensivas. Así, tres años después de trabajar con Barry Larkin, los números ofesnivos .192/.276/.192 y .207/.270/.324 se revelan tremendamente insuficientes en Doble-A y A+, respectivamente. Con la llegada esta semana de su compatriota José Iglesias a los Rojos, solo Rodríguez podrá retrasar su viaje de vuelta a las Menores.

38. Vladimir Gutiérrez, pitcher, Rojos de Cincinnati

Edad: 23 Batea/Tira: D/D Talla y peso: 6' 0" / 190.

En una demostración de su bola rápida y perspectivas futuras, el pinareño consiguió 145 strikeouts en 147 innings, tras 27 aperturas en Doble-A durante 2018. Sin embargo, aún hay mucho trabajo por hacer. Gutiérrez permitió 19.5% de batazos de línea, 18 jonrones y su efectividad fue de 4.35. Es verdad que mejoró los registros de 2017, cuando lanzó para 4.46, pero aún deberá ganar en su repertorio de lanzamientos.