Lunes, 14 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
REPRESIÓN

Liberado el periodista Rudy Cabrera tras pagar una multa por 'actividad económica ilícita'

Rudy Cabrera. (FACEBOOK)

El periodista independiente Rudy Cabrera fue liberado en la tarde de este martes luego de más de 48 horas detenido y de pagar una multa por "actividad económica ilícita", informó CubaNet, sitio para el que escribe.

La liberación de Cabrera, a las 3:00 pm, estuvo condicionada por la liquidación de la mencionada multa.

El comunicador, detenido desde el domingo, desconoce los argumentos utilizados para procesarlo penalmente con la imposición de una multa.

"El primer día me entrevistó un instructor policial, teniente coronel que se identificó como Ángel de la unidad de Acosta. Me comunicó que la Seguridad del Estado le había encargado encausarme por un delito, en esta caso receptación o actividad económica ilícita".

Durante las 48 horas de arresto el periodista fue interrogado en la unidad policial por varios oficiales de la policía política, entre los que se encontraban los identificados como Maikol, Camilo y Alejandro.

"Uno de ellos me anunció en forma de amenaza que este era 'el primer beso del tigre'", dijo Cabrera. "Me amenazaron sobre pasar la 'línea roja', que ellos mismos no supieron decir donde se encuentra", añadió.

Los interrogatorios permanentes del primer oficial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y los oficiales de la Seguridad del Estado estuvieron dirigidos a conocer pormenores del trabajo de Cabrera como periodista.

Tras el registro ejecutada en la vivienda de Cabrera, le fueron ocupados una laptop marca Acer, una tableta ASUS y una torre de PC de escritorio. En desuso le fueron ocupadas dos torres de PC, dos laptops, tres teléfonos celulares y un disco externo.

El ingeniero Rudy Cabrera trabaja como colaborador de CubaNet como periodista multimedia en la cobertura de temas sociales y políticos dentro de Cuba.

El acoso a los periodistas independientes es frecuente. El ejemplo más representativo fue lo ocurrido en 2003, hace 15 años, cuando 27 informadores fueron a prisión como parte del Grupo de los 75 disidentes condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

Los métodos que está utilizando el régimen en este momento son diferentes, pero apuestan a lo mismo: tratar de frenar la capacidad de medios plurales para contar la realidad de la Isla fuera de los límites oficiales.

Mientras, los instrumentos que llevaron a prisión a los 75 —la Ley Mordaza y el artículo 91 del Código Penal— siguen vigentes como advertencia.

Desde junio de 2017, nueve periodistas de DIARIO DE CUBA han sido blanco en diferentes provincias de algún tipo de represión de la Seguridad del Estado.